miércoles, 17 de septiembre de 2014

Coser (y bordar) para mi


Una de las cosas que te ocurren cuando haces cosas con las manos es que te pasa la vida haciendo cosas para los demás. Sobre todo en caso como el mío que no vendo, ni voy a ferias ni hago spam. Entre encargos, regalos, cosas de primera necesidad y lo que tejo para Lana Connection, apenas me queda tiempo para si quiera plantearme hacer algo para mi.
Pero este verano me hice un propósito, y era aprender a usar "de verdad" la maquina de coser. Hasta ahora nos habíamos peleado, pero coser coser no lo habíamos hecho mucho la verdad. Una semana en manos de Lucía de Como Molo (hermana de lana, de maquina de coser y de la vida en general) y aprendí lo que no aprendí en años de ver yutubes (cosa que reafirma mi impresión de que ni internet ni tutoriales escritos podrán jamas sustituir al profe en persona, a la experiencia en la vida real). Y con lo básico me volvía a Madrid, con el propósito de coser durante una semana con un reto diario. Pero esto os lo cuento en otro post.
Y el ultimo fin de semana de mis vacaciones empezó el proyecto en si, el vestido para Clara (para mi misma vamos!) Y esta es la crónica visual de mi vestido, desde el teñido de la tela hasta el bordado a mano.
Desde que DMC me regalara un kilo de hilos de bordar mouliné estaba buscando el proyecto perfecto. y tras una crisis de bordado importante (casi un año sin bordar) esta era la ocasión especial.

Todo empieza con una pieza de lino rústico blanco. Pero como la intención era estrenar el vestido en una boda, pues ese color estaba descartado desde el principio (y que no soy yo muy de blanco, todo hay que decirlo). Teñí la pieza con tinte negro sabiendo que no quedaría demasiado oscuro, y el resultado es este color pizarra que tanto me gusta, todo fruto, un poco, de la casualidad.


El corte del vestido tenia que ser muy sencillo, de inspiración japonesa y de confección rápida ya que no tenia mucha ayuda y poco tiempo.


Instalé el centro de costura en la casa del pueblo, y entre bicis y pelotas de piscina, en los ratos de siesta del pequeño me cosí el vestido.


Y como me sobró tela, aproveché para hacer unas bolsas sencillas para llevar la labor, que siempre hacen falta. Una de ellas es realmente grande porque la iba a necesitar para guardar el vestido en el proceso de bordado.


Llegado el momento de decidir el motivo del bordado, me dio un poco de pánico con todos esos colores y el miedo a estropear el vestido... Esta crisis al vestido en blanco (en negro en realidad) y el miedo a destrozarlo es algo que no me suele ocurrir, que me encuentro mucho en mis talleres de bordado y que siempre animo a mis alumnos a superar. Pero ya se sabe, en casa del bordador...


Pero las musas son imprevisibles, y a mi me llegaron en forma de rojo, del color de las fresas y de los pimientos de la huerta, del red velvet de Sweet Place y de la lengua de los Rolling Stones. En Castilla en verano está lleno de amapolas, que son el recuerdo de los paseos por el campo, de los sembrados de trigo y girasoles.  y las amapolas lo llenaron todo.



Muchas hojas de papel manchadas, muchas capturas de foto y alguna muestra real después ya lo tenia claro, las amapolas eran las elegidas. Y ya de vuelta a Madrid, empecé a bordar en el coche (Nota mental: bordar en el coche no es fácil, es peligroso y no cunde mucho, por si os sirve de consejo)
Poco a poco la cosa empezó a tener forma y estuve bordando a ratos (el trabajo, los viajes y dormir, que no se nos olvide dormir!) hasta que casi la víspera de la boda terminé la ultima flor.



Para mi es complicado encontrar ropa que realmente me guste, y cuando la encuentro no es fácil tener talla, hay que arreglarla, con lo que me sale muy caro o muy trabajoso. Así que cuando me probé el vestido ya terminado estaba tan contenta y tan orgullosa de mi misma (esto no suele ocurrir muy a menudo a una persona perfeccionista y autocrítica como yo, pero estoy aprendiendo a superarlo, poco a poco...) Llevo sin ir de compras para mi una eternidad, entre la maternidad y la post maternidad. Pero este vestido merecía unos zapatos rojos, de esos de "como en casa no hay ningún sitio", de Caperucita por el bosque o de bailar claqué clandestino en el descansillo del ascensor. Y los encontré, y me enamoré de ellos, y se vinieron conmigo.



Y como en las bodas es tradición (esto me lo apropio para mi sin ser la novia ;), "algo prestado" por una amiga, como un bolso caja, "algo viejo" como el chal que me hizo hace 6 años mi madre, y "algo azul" como el cielo que tuvimos en la celebración después de 5 días de clima gallego.


Mas chula que un ocho, arrugada y un poco cansada de la preboda, pero feliz!
y creo que se me ha curado eso de la crisis de bordar, pero no lo voy a decir muy alto....


miércoles, 10 de septiembre de 2014

Un año tejiendo juntos #elduermeyotejo



Hace casi un año que llegaste a nuestras vidas, y ya antes de saber que vendrías yo tejía. Tejí para tu hermana, poco, pero tejí. Cuando estabas por llegar tejí mucho, casi sin parar. Y tengo que confesar que me llevé la bolsa de la labor al hospital el día que decidiste venir. Y creo que esa es la única vez que no tenia ganas de tejer, porque estaba mirando tu carita, y porque estaba realmente cansada!!!!
Y en este año hemos tejido juntos, yo lana y tu tu vida, poco a poco, sin saltarse ningún punto y ninguna siesta. Y esos han sido los mejores momentos en los que hemos tejido, tu durmiendo y yo con la aguja. Feliz cumpleaños y cumplelanas para mi!!















lunes, 11 de agosto de 2014

Probando Hero Baby Natur y haciendo galletas para bebé



Hace unas semanas nos llego a casa un paquete con las nuevas papillas de cereales de Hero Baby Natur. Las chicas de Madresfera nos proponen probarlas y dar nuestra opinión sobre ellas. A primera vista tanto la caja como el diseño de la misma ha cambiado (yo que soy de gáfica me fijo mucho en esas cosas) y tengo que decir que le logo me agrada mucho y la tipografía tan casual invita a leer el contenido y lo hace mas cercano (muchas veces el tipo de letra hace que no sea nada atractivo leer los prospectos, y esa es una de las bases del diseño, el hacer que las osas además de bellas sean útiles)

Y ya metidos en materia, el hecho de que estos nuevos cereales sean de grano completo me ha conquistado. No siendo celiaco, el grano completo aporta mas vitaminas y minerales, y sobre todo, mas fibra. Los que hemos tenido hijos estreñidos sabemos lo complicado que es alimentarles y nos preocupa que se convierta en un problema de adultos. Pero es que ademas también tiene una modalidad sin gluten, así que mejor que mejor!!!


Con respecto al sabor y la textura ne sorprendió mucho que no hace grumos (cosa que parecía difícil con tanta fibra) y tiene un ligero sabor avainillado el de multicereales, y a miel los de miel. Tengo que reconocer que no siempre me agrada este sabor ya que a menudo uso los cereales para espesar los purés y que sea dulce resta sabor a las verduras. Pero el Superhéroe no opina lo mismo, a él le encanta el sabor!
La conclusión es que nos gustas, no son caros y creo que son lo suficientemente sanos para pasar el control de calidad familiar. Ahora los usamos siempre, excepto los de miel porque me he dado cuenta de que no le sientan bien del todo en grandes cantidades (me ha salido el niño un poco alérgico, que se le va a hacer) Así que se me ocurrió hacer algo con los cereales con miel para que los comiera en menor cantidad, y os he preparado una receta de galletas para bebé.

Lo que necesitamos para hacerlas:
1 taza de harina ( se puede hacer con harina sin gluten y con cereales sin gluten sin problema)
1 taza de cereales Herobaby Natur
1 cucharada de aceite de oliva
1 taza de agua tibia (la iremos incorporando poco a poco, así que lo mismo sobra un poco)


Hacemos una montañita con las harinas y los cereales dentro de un bol, incorporamos el aceite y un poquito de agua en lo alto de la montañita y amasamos con las manos. es importante amasar con las manos para ir viendo como queda la masa, e incorporar mas agua si es necesario. Debe quedar como una pelota si grumos.



Estiramos la masa sobre una mesa enharinada con ayuda de un rodillo, no muy gruesa. Y cortamos las galletas con el tamaño deseado, no muy grandes para que el bebé pueda manipularlas bien con sus manitas. Ademas, nosotros probamos un formato nuevo de galletas en forma de churrito para que las pudiera coger con mas facilidad.


Colocamos sobre papel de hornear en la bandeja del horno, previamente calentado a 200º C.



Horneamos unos 10 minutos revisando que no se quemen y que no queden muy blanditas. Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla hasta que estén frías y duras. Las podemos guardar en una caja metálica para galletas, nunca en un tupper ni al aire porque con el primero se reblandecen y y con el segundo se quedan como piedras!. 


Estas galletas se les puede dar al bebé siempre que quieras, se deshacen bien en la boca y no hacen "bola", aunque siempre es recomendable vigilar al bebé mientras come para evitar atragantamientos.
El Superhéroe ademas pensó que eran buenas para pintar la mesa, pero esa es otra historia (jijiji)



jueves, 17 de julio de 2014

Pulsera Anchor Style It



Hace unos días me llegó a casa el kit degustación de la nueva campaña de Anchor Style It  de Coach con hilos, cordones y cremalleras flúor increíbles. Y para inaugurarlo he preparado un foto tutorial para hacer una pulsera para lucir este verano. En esta campaña se han empeñado en que los complementos de moda los hagamos en casa, apoyando el craft.



Para hacerla se necesita:
Dos ovillos de Freccia de distinto color, uno de ellos en degradado
Un ovillos de Condón Style It
Unos cordones de zapatillas
Tijeras



Cortamos los bordes de uno de los cordones de zapatilla. A continuación cortamos los hilos de cordón y de hilo en grupos hasta que tengan el mismo grosor que el cordón de zapatilla.



A continuación hacemos un bucle con un extremo del cordón y lo atamos.



Unimos el resto de los hilos en el bucle y los unimos con un poco de hilo enrollando. Rematamos con un nudo.



Con la ayuda de un imperdible, enganchamos la labor a un cojín para ayudarnos a hacer la trenza.





Trenzamos los 4 grupos de hilos en la totalidad de la longitud de los hilos.





Recordad elegir colores que contrasten para que el resultado se mas vistoso.



Cuando terminemos, cortamos todos los hilos iguales en el extremo y hacemos un par de nudos muy apretados. Cortamos lo que sobra y si quieres puedes quemar con un mechero y mucho cuidado los extremos para que no se despeluchen.



De esta manera hemos hecho una trenza de unos 50 cm.

 
Para lucir tu pulsera, enróllala en la muñeca y ata pasado el nudo por el ojal. También la puedes lucir de collar, y si usas cordones mas largos, como cinturón.


Si os ha gustado este tutorial no dejéis de visitar la página de Coach está llena de videotutoriales y consejos para usar los kits de pulseras, llaveros, fundas para el móvil y cordones de para las zapatillas.

martes, 24 de junio de 2014

Una año de arte y creatividad


Que el sistema educativo en este país es un desastre es mas que sabido, pero que además cada vez tenga menos presencia el arte, la plástica y la música en él, es una catástrofe. 
Yo que me dedico a esto de la creatividad me parece un desastre que no se eduque a los niños en ella. Porque la creatividad no solo es dibujar o bailar, es aprender que la vida se puede afrontar desde muchas perspectivas, aprender a apreciar y valorar la belleza, a resolver de mil maneras diferentes los problemas y a buscar siempre la pregunta, no la respuesta.
La expresión del "yo" y del "otro" es fundamental para entender el mundo. El aprendizaje por la vía de la creatividad genera individuos resueltos y felices... pero supongo que no es eso lo que se persigue ahora.
No voy a entrar en discusiones sobre esto, porque yo soy fiel seguidora de esta vía, la que construye, imagina y embellece el mundo. Y por esta razón decidimos (el Sr. Croqueta y yo) hace mucho tiempo que nuestros hijos los educaríamos así. 
Y con el pequeño superhéroe poco podemos hacer aún, mas que sembrar con música, color y naturaleza. Algún día recogeremos lo que sembramos. Pero con la mayor ya todo es recoger, y crear, y aprender, y compartir.
Hay que decir que es una suerte de niña, en todos los aspectos, pero en el creativo mas. Ella nació con el sonido de las teclas del ordenador y del entrechocar de las agujas. Aprendió a coger una aguja antes que a escribir, y no ha dejado de dibujar ni un solo día de su vida (os aseguro que ya no se donde guardar tanto arte!)
Ahora que termina el curso escolar todo es tiempo libre y baños, carreras, mascotas y disfraces para compensar tantas matemáticas, uniformes y horarios. Pero hay asignaturas que no deja nunca de estudiar, como la pintura, la costura, la música, la danza, las acrobacias, la cocina y el teatro. Porque cuando algo te llena, te hace mejor persona y te proporciona felicidad, nunca necesitas vacaciones.


Haciendo pulseras de colores con cintas scooby-doo


Pompones para su primer yarnbombing



Creando sus propios botones con tela y pintura


Patinar y tocar a la vez para la clase de teatro




Collage


Conejito de origami para la semana de Pascua


Pintura sobre lienzo (flúor por supuesto!)


Huevos de Pascua decorados con papel y pintura


Galletas rellenas de glaseado de limón


Bolsa tejida con telar de pinzas de nuestra invención


Tejer para no morderse las uñas


Imanes y chapas dibujadas


Teñir y usar su propio hilo de colores para
tejer pulseras en telar


Personalizar todo, hasta los regalos


Buscar la manera mas creativa hasta
en los momentos de relax


Y bordar