martes, 11 de agosto de 2015

Receta de mermelada de ciruelas



Hoy os traigo la receta sencilla de mermelada de ciruelas que hice el otro día. Un vecino con jardín nos regaló un cubo lleno de ciruelas pequeñas y dulces a punto de maduración, así que no tenía mucho tiempo para consumirlas. Y recordé la receta de ciruelas que hace mi madre, y hacía mi abuela en el pueblo, y nos pusimos a ello con nuestro toque personal (la canela).

Para elaborarla se necesita:
1 kg de ciruelas claudias
500 gr de azúcar
el zumo de medio limón
1 ramita de canela









Las recetas comunes de mermelada suelen llevar el mismo peso en fruta que en azúcar, pero a mi me gustan las mermeladas con mas sabor y menos empalagosas. Está hecha con ciruelas de la variedad Claudia Reina Verde, la mas común en España junto con la Reina Claudia de Oullins, que es mas grande y dorada.

Estas ciruelas, las Reina Verde, son pequeñas, compactas y de un sabor muy intenso, aunque su aspecto blanquecino por fuera deslucen en la mesa. Y por ser tan dulces, preferimos usar menos azúcar a añadido.



Lo primero que hay que hacer es lavar, pelar y deshuesar las ciruelas. Esta tarea es perfecta para hacer con niños, ya que no requiere que las fruta salga bonita, y sus deditos son mas diestros para sacar los huesos de las ciruelas pequeñas. Y ya de paso, seguro que alguna se comen.

Todos sabemos que, en general, a los niños les cuesta comer la fruta. Pero con los míos no se cumple la regla, así que me tengo que andar con mil ojos si quiero que me dejen suficiente para la mermelada.
Además, las ciruelas son laxantes suaves naturales, así que es mejor no abusar demasiado con los peques en verano, no tengamos disgustos.



Continuamos. Una vez limpia la fruta, la colocamos en una cazuela grande junto con el azúcar, la ramita de canela y el zumo del limón. Este último se pone para potenciar el sabor de la fruta y darle un toque ácido muy rico.

 Cocemos a fuego lento durante una hora, sin tapar la olla y vigilado que la fruta se deshaga sola. Si no esta muy madura, necesitaremos un tenedor para aplastarla un poco contra las paredes de la cazuela de vez en cuando.

Pasado este tiempo, la fruta ya ha soltado todo su azúcar natural (la fructosa) y se ha caramelizado, convirtiéndose en mermelada. Quitamos la ramita de canela y dejamos enfriar un poco.

Podemos dejar la mermelada así, con trocitos, pero a mi me gusta mas homogénea, así que la pasamos por el pasa puré (esa fascinante maquina que parece de tortura pero que es imprescindible en cualquier cocina de bien)

Y ya solo queda guardarla en botes, hacer el vacío, etiquetar y disfrutar. A nosotros nos salió poca cantidad (porque en menos de dos días allí metía mano todo el mundo y se comieron las ciruelas del cubo como si fueran pipas), así que no esterilizamos los botes, ya que en la nevera nos duran un par de meses.



Siempre que como ciruelas, me acuerdo de mi pueblo, de sus casas de piedra pálida y de sus cielos despejados. Me recuerdan a los veranos robando ciruelas del huerto y cortando espigas y girasoles en las eras, y de las tardes interminables de sol y las noches frías jugando en el frontón.

Bueno, ya no me pongo mas nostálgica, tan solo me queda contar el extra del post, que es invitaros a ver mas recetas de mermeladas para aprovechar la fruta de temporada, como la receta de mandarina amarga.

¡Feliz mermelada y buen provecho!

sábado, 1 de agosto de 2015

Vestido de verano para niña, de flecos y teñido a mano


Dicen que si le das alas a los niños, aprenderán a volar. Yo además creo que si enseñas a coser aun niño, este se hará un traje. Y lo sé porque lo he visto con mi hija.

El verano pasado hicimos un taller improvisado en el pueblo para enseñar a usar la máquina de coser a mi sobrino y a mi hija. El primero se compró una maquina de juguete (de las que cosen de verdad) a los pocos meses y la usa. Quiere ser diseñador de moda.
Y la segunda, la usa de vez en cuando, sobre todo cuando va a visitar a Teté a su atelier de Teté Café Costura.

jueves, 16 de julio de 2015

Receta de cuscús con verduras y menta


Hoy os traigo la receta de cuscús tibio de verduras con menta. Es un plato muy sencillo y que gusta mucho a los niños también. Para hacerlo necesitamos:
- Cuscús listo pata preparar (yo usé uno que viene ya mezclado con especias marroquíes y frutos secos de Trevijano).
- Verduras varias: zanahoria, brócoli, rábano y calabacín.
- Hojitas de menta fresca.
- Aceite de oliva y sal.

lunes, 6 de julio de 2015

La increíble historia de... mi tía terrible


La reseña del libro de este mes es muy especial. La increíble historia de... mi tía terrible ha sido el volumen elegido para empezar el verano.

Una historia divertida a rabiar, con ese humor británico tan serio y absurdo a veces, y tan lógico otras.  Por esa razón, su autor, David Walliams ha sido elegido el autor del año en Reino Unido.

domingo, 31 de mayo de 2015

Felices ocho años de blog


Este blog que estáis leyendo hoy cumple ocho años... si, 8 flamantes años de diario personal de Clara Montagut. Esto lo he contado muchas veces, el como empezó este blog, pero lo repasamos si queréis (sobre todo para los nuevos lectores).

Este blog empezó una noche de mayo, sentada en el sofá con toda la casa en silencio y haciendo ganchillo. Por aquel entonces yo trabajaba en casa (como ahora, cómo el la vida de caprichosa) y mi hija mayor tenía un año y pico. Como diseñadora freelance, trabajaba a deshora, demasiado y con falta de sueño crónica, pero era inmensamente feliz de hacerlo muchas veces en pijama, dando biberones y jugando a la pelota.

miércoles, 27 de mayo de 2015

Receta de Humus de remolacha


Esta receta de humus de remolacha es muy sencilla, tanto como la recata del humus normal de garbanzos, solo que le añadimos el toque de la remolacha para matizar su sabor.

El humus o hummus es un plato de origen mediterráneo que se remonta a los egipcios (aunque la recata ha variado mucho). Es muy popular en Oriente Medio, Grecia, Líbano, Turquía e Israel, se ha popularizado tanto que no hay ciudad global en la que no se conozca este plato.

La receta básica es un paté de garbanzos con limón, tahini o pasta de sésamo y aceite de oliva. La receta varía un poco dependiendo del país. En España se consume aderezado con pimentón dulce y comino molido, quizá herencia de la presencia musulmana en la península, y con ajo.

Mi receta añade además la remolacha roja cocida que le da color y un sabor mas dulzón. Sorprendentemente esta mezcla ha gustado mucho a los niños, así que triunfada total.

miércoles, 20 de mayo de 2015

Cómo hacer una cuchara de cocina con forma de mano


Si, no estoy loca. Diréis que una cuchara con forma de mano es un tenedor, ¡pero no!
Una cuchara de madera con forma de mano es una cuchara de cocina con cinco dedos y perfectamente reconocible como una mano. O al menos esa es la explicación que me dio mi hija cuando me pidió que le hiciera una.

Y yo que soy de ideas locas también (ahora entenderéis muchas cosas de esta hija nuestra) no me lo pensé dos veces y me preparé todo lo necesario para hacerla.

Lo primero era encontrar una cuchara de madera buena, para poder tallar bien, y grande para tener suficiente superficie para dibujar los deditos. Por suerte tenía un juego de cucharas por estrenar de Ikea que resultó perfecta. La cuchara modelo Rört fue el elegido, de madera de haya que es bastante dura y resistente.

lunes, 18 de mayo de 2015

Receta de pasteles de pistacho y limón tipo baklava


A petición popular hoy publico mi versión del pastel tipo baklava de pistacho y limón. Y ya os aviso con mucha a antelación que es una bomba de calorías y de azúcar. Pero también os digo que es una delicia para degustar muy de vez en cuando, pero el día que lo hagas dejaras a tus comensales con la boca cerrada en forma de sonrisa.

Originalmente este pastel se hace con nueces trituradas y almíbar de miel, pero hay muchas variantes a lo largo de la gastronomía turca, de la que es original esta receta. A mi me gustan mucho con pistachos porque es la versión mas parecida a los pastelitos que te ponen con el té en Marruecos.

Para hacerlos necesitamos:
- 250 gr. de pistachos troceados (los pistachos deben ser sin tostar y sin sal, pero me ha sido imposible encontralos, así que me he conformado con que sean tostados sin sal)
- 100 gr. de azúcar moreno en polvo (lo puedes hacer con un par de golpes de batidora y aun¡cucar moreno normal)
- 150 gr. de mantequilla derretida sin sal
- un paquete de pasta filo
- 150 gr de azúcar blanco
- 50 ml de agua
- dos limones

viernes, 8 de mayo de 2015

El juego simbólico o como aprender imitando


El otro día vinieron los abuelos a vernos y a supervisar la restauración de la silla que me encontré en la calle el mes pasado. Digo supervisar porque en realidad no habíamos empezado a hacer nada. Y sin mediar casi palabra, mi padre se puso a rebuscar en las herramientas y encontró un trozo de lija. La partió por la mitad y le dio un pedazo a la niña. Y se pusieron ahí, mano a mano a lijar la sillita y a charlar de sus cosas.



Mientras, mi madre y yo tomábamos un té, cuando me puse a pensar en la cantidad de cosas que he aprendido viéndoles trabajar. A mi madre y a mi abuela, viéndoles tejer, cocinar y coser, y a mi padre viéndole dibujar, lijar y arreglar infinidad de cosas. Y es así como se aprenden las cosas, imitando y repitiendo lo que ves hacer.


El Sr. Croqueta es un manitas de profesión, así que con el aprendemos todos cosas tan especiales como desmontar un taladro percutor profesional para encontrar la avería que tiene. Alucina!

Pero no sabes hasta que punto les llega la información hasta que les ves jugar lo que han aprendido. eso es lo que los educadores y psicólogos llaman juego simbólico, que consiste en imitar las conductas vistas de los mayores y recrearla. Normalmente las primeras que se imitan son las de hablar por teléfono, dar de comer a un bebé o pasear un perro. Porque son las que hacemos más menudo y es en las que nos acompañan.

martes, 5 de mayo de 2015

Receta de mermelada amarga de mandarinas y jengibre


Apurando las ultimas mandarinas de la temporada, he preparado una mermelada ligeramente amarga y picante de mandarina y jengibre. La mermelada de mandarina es una de las mas fáciles de hacer porque requiere pocos conocimientos de cocina y con poca cantidad de materia prima sale mucha cantidad de mermelada.



Para hacer esta receta he usado:
1 kg de mandarinas pequeñas, (hay que pelarlas antes de pesarlas)
500 gr de azúcar blanco (se puede hacer con azúcar moreno, pero entonces hay que poner menos cantidad, como unos 400 gr y además el color resultante es mas oscuro, no tan naranja)
Tres rodajas de jengibre fresco
La rayadura de piel de mandarina (con media tenemos de sobra que no queremos que sea muy fuerte)
Un limón

jueves, 30 de abril de 2015

Insta-embroidery, proceso creativo de mi exposición de bordado e Instagram


Hace ya casi un año y medio que inauguramos mi exposición de bordados en la Fundación Luis Seoane de A Coruña. Y por fin he conseguido juntar mas de tres minutos para recopilar todo el proceso de creación de la expo. Desde la conceptualización y el desarrollo de la idea hasta la elección de materiales y la ejecución. El montaje y los nervios fueron el final de este largo viaje que ahora prepara su segunda edición.

Todo empieza en abril del 2013, con una llamada de Lucía de Como Molo, para contarme que nos ceden el espacio del museo de la fundación para hacer nuestro evento, el Craftstorming (el primer gran evento de craft que se monta en el norte, con talleres, yarnbombing y exposiciones). Y lo mejor de todo es que me dejan un espacio muy especial para montar lo que yo quiera. La construcción modular creada en los talleres del Club de Arquitectura es una suerte de espacio íntimo dentro del recinto que se ajustaba perfectamente al carácter personal y domestico de la exposición que yo quería hacer.


La esencia de la propuesta es una estancia en mi casa, en la que os abro las puertas para que entréis en el universo mas intimo y domestico de mi trabajo. Es curioso como se puede contar cosas en voz baja de una misma en una red como es Instagram, y a la vez estar tan expuesto. Pero además es que quería darle un extra a la acción, y era hacer de mis fotos algo realmente personal. Y eso solo te lo da lo hecho a mano.

lunes, 27 de abril de 2015

Receta de pizza dulce para un postre redondo


A petición popular, publico la receta de la pizza dulce de ayer. Como ya es tradición en casa, el domingo es día de pizza casera. Hacemos la masa por la tarde y la dejamos reposar para que esté perfecta en la cena. Y a veces dejo un poco de masa reservada para sorprenderles y hacer pizza dulce de postre. Avisados quedáis que es una bomba de calorías y de hidratos, pero os aseguro que esta deliciosa y es el final perfecto para un fin de semana.





La receta de la masa es la misma que la de pizza tradicional, incluida la pizca de sal:
200 ml de agua tibia
400 gr de harina
10gr de levadura de panadería
40 ml de aceite de oliva
una pizca de sal