sábado, 2 de junio de 2007


Ay madre! donde estan mis brazos...
Ah!, estais aquí, ¿y mis piernas?.
Esto esta mucho mejor, donde vamos a para!
Solo que...
no encuentro el otro zapato...
Y ya para conpletar, me podían haber
puesto una carita, no?

No te quejes nena!, al menos tus zapatos
son divínos.
Bienvenida al club!

Lo siento de verdad, chicas, pero no
se que caras poneros.
Tendréis que esperar a que se me ocurra algo.
Sed buenas!!

2 comentarios:

Jika dijo...

Con cara o sin cara, quiero una muñecaja de esas... ¿Las haces tú????????? Son chulísimas!!!!!! Pues eso, que me digas tarifa y así reservo una para la cuna de Mateo (que tenga zapatos rojos, eh?, que molan).
Y ná, nena, que enhorabuena por tu blog, ya tengo una cosica más que revisar en este periodo de espera...
Besos mil,
Bárbara.

Chula dijo...

De tarifas nada, que "mis niños" son libres y se van con quien quieren. Y yo creo que con vosotros se irían todos si no fuera por que ya casi sois muchos. Le preguntaré a la dueñita de la casa para que os elija una. Besosssss