miércoles, 10 de septiembre de 2008

El verano se acabó


Y el frío es lo que tiene, que llega una madrugada de septiembre, cuando menos te lo esperas. Te despiertas entre truenos y relámpagos. Corres a cerrar todas las ventanas, y de pronto te encuentras con la pobre sandalia bañada en granizo. Yo me se de una que por la mañana se enfada seguro!!
Recuento de daños: ni un tomate a salvo, la albahaca se recuperará y una ventana rota. Me estoy acordando del #@x* (censurado) cambio climático!!!