viernes, 22 de febrero de 2008

Letras y puntos (de magia)


¿Como voy a terminar tantos proyectos si ya tengo en mis manos "Las reliquias de la muerte"?
En casa llevamos un mes con Potter a cuestas. Varitas mágicas por toda la casa y la capa hasta encima del pijama. En carnaval se me ocurrió disfrazarla de pequeña Harry (esta vez lo único que le hice yo fue la bufanda), y desde entonces no hemos parado. Entre la loca de su tía y yo, creo que hemos creado un monstruo. Corretea por la casa con la varita en ristre diciendo "alojomora" (o algo parecido). Y ahora el último libro ya está en mis manos.... Era lo que me faltaba para postear cada vez menos!! (es broma)
Prometo sacar tiempo de donde sea para hacer todo, (leer, tejer, trabajar, jugar, dormir.... a dormir no se si me dará tiempo!!)
Felices días de puntos y magia....

Proyectos

Muchos , la verdad!! Casi todos empezados, y seguro que la mitad sin terminar (al final). De ganchillo, de media y de dibujo. 

Del primero, contaros que es una continuación  del proyecto de ganchillo y bordado que empecé con una bolsita para una amiga. Como me recordó cariñosamente Isabel, la primera me sirvió de inspiración, pero con este pequeño vinilo voy a encontrar mi camino en esta técnica. (mil gracias y besos!!)

 Del segundo no tengo muy claro cual va ha ser el resultado. Tejido con una lana especial en blanco roto, todo del derecho, iba ha ser un cuellito tipo Chula-abuela, pero de punto. Pero la verdad es que se me está atragantando un poco (resulta que tengo mas destreza con el ganchillo, bueno y mas tiempo de metro. Ya os conté que con las dos agujas no me apaño en el transporte público). Lo que si se es que le voy a poner ese botón-semilla tan grandote de la foto (no lo apreciáis, pero tienen 6 cm de diámetro!!!). Las dos semillas pinchudas que acompañan son los "marcianos" que nos encontramos cuando vamos al parque. Me gusta buscar cosas como bellotas con formas raras, semillas que no se de que son, ramitas retorcidas y piedras con formas y colorines. Son como pequeños tesoros....

Y del tercero, lo que tengo que decir tiene mas que ver con las casualidades de la vida que con un proyecto programado. Hace un año me encapriché con una matrioshka muy graciosa que le regalé a mi hermana de Ikea. Me gustaba que cada una fuera de una manera distinta, no todas igualitas. Entonces pensé hacerme unas personalizadas.  A mi chula le gusta jugar con unas muy grandes que tengo (azules y plateadas, clásicas rusas con florecillas y volutas) y quería hacerle unas pintadas por mi. Pues imposible!! Durante un año ha sido imposible encontrar un sitio para comprarlas sin pintar (solo las formas, sin dibujos). Visité todas las ferias de artesanía de Madrid preguntando a los que las vendes y ninguno me sabía o quería decir donde encontrarlas. Busqué en opitec y nada, pregunté en los foros de manualidades y lo mas parecido eran unas kokeshi (muñecas japonesas de madera).
Ya casi olvidado el tema, esta semana se recibe en la redacción varias invitaciones al desfile de Amaya Arzuaga en Cibeles. Y cual es mi sorpresa que en una sencilla cajita blanca viene una matrioshka toda blanca con tres "hijitas" dentro, dos blancas y la mas pequeña negra. Que decir tiene que supliqué como una posesa y al final terminaron en mi poder. Ahora tengo dos mamitas con sus retoños esperando a que me líe con ellas. Creo que las voy ha hacer cada una distinta y no las combinaré. Serán dos mamitas compartiendo la custodia de los 6 . Esta es la primera que pinto (rotulador indeleble y free style)

lunes, 11 de febrero de 2008

Ganchete


¿Qué dice el diccionario de Real Academia de la Lengua Española, tomo 1? (pinchad en la foto para leer el original)

ganchete: (de gancho). a medio (ganchete) - A medias, a medio hacer. (...)
ganchillero, ra: Persona que por oficio o afición realiza trabajos de ganchillo.
ganchillo: aguja de gancho //2. Labor o acción de trabajar con aguja de gancho (...)
Me vais a perdonar, pero este alarde de cultura es solo para presentaros a mi  aguja del 8, que junto a sus hermanas del 9 y del 5, son las "nuevas" de la casa. Tan gorditas y tan rojas ellas!! La del 8 está haciendo un cuellito para mi esposo/amado, y la del 5, uno para mi chulita/mas amada aún.
Creo que a partir de ahora voy a compartir la autoria con mis agujas, al final  ellas son las que mas curran!! Otro día hacemos reunión con las de media y os las presento a todas.

miércoles, 6 de febrero de 2008

Cosas de niñ@s

La pequeña de la casa nos sorprende con hábitos que ha aprendido de nosotros casi sin darnos cuenta y que los hace suyos con toda naturalidad... Tales como cepillarse los dientes conmigo por las mañanas (me ve a mi y me pide que le moje su cepillito), o cuelga su abrigo en la percha cuando llega de la guarde. Pero de vez en cuando nos sorprende con alardes de singularidad que hacen que se nos abran mucho los ojos y nos de la risa. Estas son algunas de las locuras que nadie le ha enseñado, pero que la hacen única.

Mas que pintar, borrar en la bañera. Estas ceras de jabón son todo un descubrimiento. Una temporada resistiéndose a bañarse, y con este milagro no hay quien la saque. Luego, al salir, se mira los dedos y los tiene arrugados (la primera vez lloraba como una loca y se los chupaba) Ahora se pinta la barriguilla y los brazos...


El catálogo de Ikea da para mucho mas de lo que parece. Ingredientes: tarde aburrida, tijeras, pegamento en barra y paciencia (esto último lo digo por que o recortas las piezas con antelación o te las quitan de las manos enseguida). Recorta los muebles y demás útiles que aparecen en los catálogos de Ikea y deja que construya su "casita de muñecas". Mi chula le pilló el truco a la barra de pegamento y decía todo el rato "inas" (pegatINAS, para el que no lo pille). Cuando terminó había una sartén dentro de la cama y un pato bebiendo de una taza gigante con una silla dentro. Surrealismo puro!!

En esta foto la pillamos intentando convencer al perro de ponerse dos chupetes. El pobre lo intenta, pero se le caen de la boca (nota: los perros no saben usar chupete). Primero se ponía uno, y luego se metía el otro mientas le decía "vale". Acto seguido le metía uno en la boca , que se caía todo el rato y ella perdía la paciencia por momentos. De la risa que nos dio, ni nos dimos cuenta de que entre el suelo y el perro, los chupetes siempre regresaban a su dueña (puaj!!) Por suerte, esta escena no se ha vuelto a repetir.

Una mañana, antes de salir de viaje, estaba preparando la bolsa de las labores para meterla en la maleta cuando la pillo trasteando con un ovillo y una de mis agujas que había dejado sobre la mesa. Su técnica era la mar de interesante: 1. mete la aguja hasta el fondo del ovillo; 2. lo saca para ver si a enganchado algo; 3. tira de la hebra hasta donde ya no le llega en brazo; 4. gira la muñeca un par de veces y vuelve a meter la aguja en el ovillo. No se vosotros, pero yo nunca he visto una técnica tan sofisticada con dos años. Lo lleva en la sangre!!
Cuando le pregunté que hacía, me contesto "chillo" (ganCHILLO)...

Y por último, el día que su padre le enseñó a meterse en el saco de dormir. Y que decir tiene que nos costó un buen rato sacarle de allí para ir a la cama. Ella ya estaba en la cama!!. Al final salió, y luego lo llenó entero de todos sus muñecos y estirando de una esquina, los paseó por toda la casa. Lo divertido era ver como el perro los perseguía para tumbarse encima del saco en cuando paraban un segundo.
No se si esto es habitual en todos los niños, pero me parece tan genial, que casi me da pena que crezca y deje de sorprendernos algún día. De momento, yo me parto de risa (la mayoría de las veces a escondidas)