lunes, 13 de octubre de 2008

Las cosas grandes y las pequeñas


Yo soy mas de cosas pequeñas. Me gustan los niños, los Lacasitos, las miniaturas y los amugurumis. Pero alguna vez en la vida hay que hacer algo grande. Y ya me estaba tocando.
Mi proyecto para este invierno es hacerle un edredón a mi niña. Como ya tenemos camita de mayores (la cuna quedó atrás), necesitamos una manta de mayores. La intención es reciclar un edredón que me regalaron en La Redoute hace  un montón de años y que nunca usé por que me parecía muy fino. 
Es de pachtwork en tonos azules y crema, y tiene un acolchado muy fino. La intención es hacer una manta de ganchillo en los mismos tonos y coserla por detrás, para hacer un reversible. He pensado mucho como hacerla, y al final he llegado a la conclusión, que para no aburrirme (que y se que lo haré si es un proyecto muy largo), voy ha hacer cuadros de distintos colores, formas y puntos, y luego los juntaré. Será como un collage. De esta manera, por un lado la parte ordenada de la vida y por la otra la caótica. 
Y para rematar lo, en la parte de tela, le bordaré cositas. Como los quilt antiguos, en los que bordaban las crónicas de la época, o la vida de la dueña del edredón. Yo le haré cosas que  a ella le gustan, como los perros, las golosinas, la Navidad (ella nación en Reyes), jugar en el parque....
Va ha ser su regalo de cumpleaños (espero terminar a tiempo), y por esta razón, me va ha ayudar mi madre (la abuela). Ya tenemos varios cuadros. Yo me estoy centrando en hacer cuadros con puntos que nunca ha hecho (tengo miles de revistas y libros con puntos y esta es la ocasión de usarlos). Va he ser como un entrenamiento ganchillero. La abuela está haciendo una estrella preciosa, pero no se yo como la coseré al resto....
Ya os mantendré informados de los progresos.

Y para no dejar de la do las cosas pequeñas, este fin de semana renovamos el ramito de la suerte. Es un ramito de romero que se cuelga en la puerta del jardín (en la ventana, sino hay jardín, o en la terraza, como es mi caso). Ahuyenta la mala suerte y huele muy bien. Son tradiciones celtas  creo, pero yo las he visto en el pueblo, en Segovia, y en alguna ventana en Madrid. 
Para decorar este nuevo ramito, una flor de tres pétalos roja, de cadeneta, muy sencilla. Tejes pensando en los tuyos y de esta manera les proteges. (No soy una persona supersticiosa, pero hay ritos que me parecen muy hermosos. Y si creo en la energía positiva, en generarla y en compartirla)
Así que una buena dosis de energía positiva para todos y que tengan una buena semana.

viernes, 10 de octubre de 2008

Piedras para una madre (segunda parte)


Lo primero daros las gracias por los comentarios. A mi mamá  le hizo mucha ilusión el regalito, y os dejo una foto del regalo completo (un bono spa, para relajarse un poco). Todo hecho a mano (menos la bolsita, que es reciclada).

viernes, 3 de octubre de 2008

Piedras para una madre


No son gran cosa, la verdad, pero están hechas de cariño. Son el presente para una madre. La que me enseñó a tejer, a cocinar, a discutir (esto último no es nada malo, que de las grandes discusiones se aprende a defenderse, a valorar a los demás y a controlar la ira).
A la que comprendí mas que nunca el día que fui madre (que antes no había epidural y somos cuatro hermanos...). La que acumula mas lanas y revistas que yo (que ya  es difícil) y que se enfada cuando le desaparecen las tijeras de costura.
Para ella son las piedras, embellecidas como nos enseña Resurrectionfern. Piedras de gala.
Y para el que piense que es un extraño regalo, que recuerde que la sabiduría popular nos dice:

Las grandes brechas se rellenan con pequeñas piedras (refrán español)
El sol no puede derretir las piedras (r/e)
Cásate Juan, que las piedras se te volverán pan (r/e)
Piedra movediza, nunca moho la cobija (r/e)
La piedras rodando se encuentran (refrán mejicano)
Un loco echa una piedra al río, 
cien cuerdos no la pueden recuperar (r/e)
El que padece de amor, hasta con las piedras habla (refrán cubano)
Piedras de otras montañas, pueden pulir el jade de estas (refrán chino)
Una piedra ofrecida por un amigo, es una manzana (refrán marroquí)...

Dicen  que debajo de las piedras viven las hadas, que David venció con una a Goliat y que son un buen invento si las metes en los bolsillos un día de viento.

Felicidades mami!!