domingo, 26 de abril de 2009

Post muuuuuuy largo de actualización

Lo he conseguido. Después de tres semanas sin postear, he conseguido ordenar todas las fotos y recuerdos para este post. Empezaré contando que la Semana Santa fue fantástica. La familia se juntó en el pueblo para lo de siempre, comer, dormir  y jugar con los pequeños. Nos hizo sol, lluvia y nieve, es ese orden. En la misma semana vimos como frorecían los manzanos y los lilos, tomábamos el sol en manga corta y comíamos en el jardín. Y a los tres días, los arboles se llenaban de nieve y jugábamos al parchis frente a la chimenéa. 

Y como nos ocurre cada vez que nos juntamos, hay muchas cosas que celebrar. En esta ocasión, la fiesta que se monta en la cocina cuando mi madre hace torrijas. Este año, mi niña fue su pinche, con delantal y todo (uno muy folclorico que le ha regalado una amiga, de volantes flamencos rojos y topitos negros).

Y ya con los amigos (que también se juntan en el pueblo en estas fechas, que al final somos casi todos familia), celebramos el cumpleaños de mi cuñado, del tío Goyo y el mío. Y que mejor manera que con una barbacoa (que no llovió hasta las 6 de la tarde, y luego a las 10 se puso a nevar tanto que parecía mentira la mañana que nos hizo). Eramos cientos, como siempre, y para acompañar la barbacoa, hicimos un a fideua par 20 que quitaba el sentido. (Gracias Juancarlos por ayudarme, que yo con las medidas soy un desastre. Como con los patrones....)

A la vuelta de vacaciones, mi amado esposo me obsequió con un mal llamado "arroz a la cubana" (que resulta que no se hace mas que en España, y los cubanos ni saben lo que es. Que me lo ha soplado mi a miga extremeñocubana Violina). Era una corona preciosa de arroz blanco, con un laguito de tomate casero en el centro y decorado con tiras de plátano maduro frito. Y para rematar, un par de huevos fritos en el centro. 

La noche de mi cumpleaños, ya mas tranquilos en casa y con la pequeña rendida en la cama, nos regalamos una botellita de vino blanco y mi pizza "Cremosa" (prometo receta muy pronto. Solo os adelanto que lleva gambas y no tiene tomate...)

[Inciso: esta semana me he puesto a dieta, que me he pasado tres pueblos y he ganado una talla. El objetivo es perder dos, pero no espero milagros, que una es atea...]

Y para rematar la ruta gastronómica, una de mis tartas estrella. Es de nata y fresas y la hice para mis compañeros de fatigas editoriales (que no son pocas, y a nadie le amarga un dulce). A la hora del postre, no quedaba ni una miga.


El día de mi cumple, por la mañana, decí tomarme el día libre (que ya me hacía falta un poco de tiempo para mi) y me llevé a la pequeña Chulita al Zoo.
Fue un día de chicas de lo mas divertido (el marido currando, pobre), con muchas muecas a los monos, muchos cacahuetes a los osos, muchas fotos a los bebés de todas las especies (que en primavera siempre hay muchos) y muchas canciones de animales.

Con esto último nos pasó algo muy divertido. Estábamos comiendo en frente de las jirafas, sentadas en un banco. Y al terminar, nos pusimos cantarles canciones. En un momento, estábamos rodeadas de niños cantando con nosotras (canciones de guardería y del Cantajuego, claro. Esas se las sabe todos los niños de España).
Los padres flipaban, y luego los niños no querían irse, decían que querían cantar con la "profe". A todo esto, Chulita se enfadó y le decía a todos los niños que yo no era su profe, que solo era su mamá, y toda para ella. 


Otra de las cosas mas divertidas, era que ella me preguntaba si cada animal daba lana para jerséis. Yo la explicaba que los delfines no tienen pelo, pero que los camellos si. Su conclusión del día fue que ella se iba a comprar un delfín para su bañera (pero uno de verdad) y a mi me iba a regalar un camello para hacer bufandas (ojo a la melena del camello del mosaico de fotos).

Y no hay cumpleaños sin regalos. La verdad es que este año han sido muchos y muy bonitos, pero solo os he hecho una selección de los mas crafiteros. En primer lugar, tres libros (tres de cinco, una novela y un ensayo) sobre decoración, bisutería con botones y técnicas de afieltrado.


El primero es como una enciclopedia de las chapuzas en casa. Me encanta, te explica como hacer un biombo, colocar azulejos o como colgar estanterías. Os dejo alguna foto de las páginas en mi Flickr.
En el segundo he encontrado ideas la mar de chulas para hacer con botones, desde pendientes hasta cinturones. Precioso.
Y por último, la estrella de la tempora. El libro sobre fieltreado que tanto he buscado. Es estupendo, me ha resuelto todas las dudas que tenía sobre las técnicas, y encima viene con un dvd de clase práctica. No veo el monemento de ponerme ello!!


Y para completar este regalo, cuatro madejas o paquetitos de lana afieltrable, preparados para incarles el diente.
Aunque creo que el regalo mas sorprendente han sido una agujas de Clover que vienen en un tubo de plastico con una tapa preciosas. Son muy cómodas (tienen un mango como de cepillo de dientes, y es antideslizante) y con unos colores muy vivos. Creo que son mis favoritas hasta dentro de mucho tiempo (ya he empezado una labor con la del 4 y son supercómodas de manejar).




Ahora preparaos para la entrada triunfal de Isabel y su gato Cascabel. Esta es la maravillosa creación de mi querida Liferose. Es una princesa hecha con prisas (que ya me he enterado que casi no duermes para terminarla) pero con mucho cariño. La creación de monstruos y muñecas es un proceso creativo de lo mas divertido. Algún día os propondré hacer uno con vuestras sugerencias, como un Cadáver Exquisito subrealista.



Esta princesa viene con tres cambios de ropa (un pijama, un traje de coctel y uno de gala). Y su mascota es un gracioso gato sin patas (que también son preciosos los diferentes, por descontado!!). Este ultimo viene con una almohadita para dormir. Me encanta, con esos ojitos depistaos, y ese lazo rojo con cascabel. La correa es opcional, y se una a la mano de su dueña con un velcro. 
Estoy tan contenta ella, que todos los días jugamos un ratito con ella, le cambiamos la ropita y sacamos a Cascabel a pasear.



Y eso es todo por este año. Espero que el que viene sea por lo menos como este, pero con un poco mas de tiempo libre, que casi no he tenido tiempo para vosotros (y casi ni para mi).
Besos

martes, 21 de abril de 2009

Se me pasa Abril sin postear


Pero no es nada alarmante, es solo que tengo mucho trabajo y muchas cosas a la mitad. Me he hecho el propósito de terminar alguna, ya que no se puede vivir con todo a medias. Tenía mas de seis labores a medias, y ya me estaba agobiando. Esta semana termino al menos cuatro y os las enseño todas. 
Además este mes, con las vacaciones y los cumpleaños he estado la mar de atareada. ¿Es que todo el mundo nace en el mes de Abril? ¿Estamos locos o que? Vale que yo si , pero el resto, ya podían haber espaciado los cumpleaños, que no doy a basto con tanto regalito.
Os dejo una imagen de como está mi mesa de trabajo, para haceros una idea del caos que supone ya no hacer varias cosas a la vez, sino terminarlas.