sábado, 21 de noviembre de 2009

Pillarle el punto al punto


La república independiente de Chulania tiene el placer de presentarles (redoble de tambores) el conjunto perfecto (léase muy ceremonial).

Mi primera incursión seria en el punto, con agujas redondas y haciendo algo mas difícil que una bufanda. Ya os adelanté en este post que estaba haciendo una chaquetita para la pequeña de la casa. Estoy muy contenta con el resultado, aunque casi al final de la labor, en el cambio de ovillo, el color no era exactamente igual. Os juro que los dos ovillos los compré a la vez y estaban juntitos en la estantería, pero debe ser que eran primos, no hermanos....
Espero que con un par de lavados se unifique el color.
Y el conjunto se redondea con una falta de tul roja que le da un aire de hada. Me encanta el gris con el rojo, es una combinación perfecta. No he conseguido hacerle una foto con todo puesto, por que como buena modelo, es caprichosa y corre que se las pela cuando ve la cámara de fotos. Ya la pillaré...

Pero lo que si he podido hacer es sentarme un rato esta semana y escribir el patrón (es todo un logro pensando que he tenido una semana de locos, con un cierre y un percance familiar incluidos). Voy a ver si soy capaz de contarlo sin confundirme en los términos, que el punto es casi nuevo para mi.



Chaquetita gris de manga corta

Material usado:
2 ovillos de lana gris de 100 grs. (yo use uno y medio)
Agujas de tejer redondas del nº5
Una aguja de ganchillo
Un botón rojo

Puntos usados:
punto de musgo (todos las vueltas del tejido se hacen del derecho*)
cadeneta para la trabilla del botón
La talla de esta muestra es para un niño de 1 metro de alto y 26 cm de hombro a hombro. En el patrón hay enlaces con una página con vídeos demostrativos. Se llama Wooland the gang y me ha abierto las puertas de muchas posivilidades que no sabía que tenía el punto. Los vídeos tutoriales son muy sencillos .

Realización:
La chaqueta se hace de una sola pieza y se comienza por el cuello. Se montan 46 puntos (para un cuello de 40 cm aprox.) Montar puntos [ver el primer vídeo CASTING ON WITH TWO NEEDLES ]

Se trabajan 3 vueltas a punto de musgo. [ver vídeo KNIT STITCH ]

En la vuelta 4, se empiezan los aumentos (echar una hebra es aumentar):
7 puntos (delantero 1) - echar una hebra - 2 puntos - echar una hebra - 5 p (de manga) - 1 hebra - 2 p - 1 hebra - 14 p (de espalda)- 1 hebra - 2 p - 1 hebra - 5 p (de manga)- 1 hebra - 2 p -1 hebra - 7 puntos (delantero 2).
Al final de esta vuelta, tiene que quedar 8 puntos mas.

En la vuelta 5, se teje todo del derecho sin aumentar nada.
Vuelta 6, se repite el esquema de aumentos, de tal amanera que los dos puntos sueltos entre hebras quedan siempre a la misma altura.

En la vuelta 7, se teje todo del derecho sin aumentos. 

Y así continuamos tejiendo una vuelta con aumentos y otra solo del derecho.
El resultado es una pieza que poco a poco se va curvando y que se marcan las mangas con dos lineas caladas que nacen en el cuello y mueren en la axila.


Se teje con este esquema hasta hasta completar 44 vueltas.
En este momento se le prueba la labor. Las agujas circulares son muy cómodas para tejer este tipo de pieza, ya que se amoldan muy bien a la curva de los aumentos, y además, son muy cómodas para probar a la inquieta modelo.
En la vuelta 45, se tejen los puntos del delantero 1 - se cierran los puntos de la manga, se tejen los de la espalda - se cierran los de la otra manga - y se tejen los del delantero 2.
[ver vídeo NECKLINE AND STRAPS  para ver como se cierran los puntos en medio de la labor]

A partir de aquí, se teje todo del derecho sin aumentar hasta 54 vueltas (dependiendo de lo larga que queramos la chaqueta), y se cierran los puntos.


Se hace una trabilla en un delantero, en la esquina donde se juntas los dos delanteros y se cose el botón en el otro. Y ya está la chaqueta terminada!!



[esquema de aumentos y montaje de la chaqueta]




Y el tutorial de la falda. Yo la hice con una pieza de tul reciclado de un envoltorio de regalo y el lazo creo recordar que también es recuperado. Soy de las que guardan todo, recupero cosas que creo luego me servirán (como en este caso) y basureo de vez en cuando. A veces me paso y se me acumulan las pertenencias (si, un poco de diógenes, ya lo se...). Pero con esta falda solo he usado hilo de primera mano, lo demás es recuperado, hasta la goma, que es de unos pantalones de  disfraz viejo. Bueno, que me lío, allá va el tutorial.



Falda roja de Tul 

Material usado:
3 piezas de tul rojo de 130 cm de largo por 35 de ancho
hilo rojo
aguja
cordón de goma cinta roja de raso de 60 cm a prox.

Realización:
Se colocan las tres piezas de tul una encima de la otra y se  cosen al borde.
Luego se cosen juntas de nuevo  a 1 cm de la costura anterior, dejando un tunel entre las dos costuras.


Este túnel se camufla con la cinta de raso, que se cose escondiendo la costura del borde.
A continuación se introduce la goma en el túnel y se frunce hasta el ancho deseado de cintura. Se anuda la goma y se cosen los dos extremos de la falda. Se le da la vuelta para que la costura quede dentro.

Una vez terminada, se prueba a la modelo y se corta el bajo al gusto. Yo la he hecho larga, pero se puede hacer cortita, o con mas vuelo (esto se consigue con las centímetros de tela de largo y frunciendo mas)
Y ya está la faldita. 




Espero que este post sea de vuestro gusto, por que confieso que estoy agotada de escribirlo ...
En el próximo mes, posts telegrama, vale?

domingo, 8 de noviembre de 2009

Verde como el perejil verde...


.... y al verde, verde limón!! (flamenca que está una)
Con este clima loco que tenemos este año en Madrid, he vuelto a recoger fresas, mi limonero tiene flores de nuevo y el perejil se reproduce como la mala hierba. Tengo tres girasoles en mi ventana que estiran el cuello buscando un rayito de sol. 
Y escuchando el nuevo disco de Martirio, con sus "Ojos verdes", hago florecillas para los tacones de baile de Taty. Minicraft de fin de semana y aires flamencos, esperando que llegue el frío para estrenar las bufandas y los gorros.

domingo, 1 de noviembre de 2009

La gripe no ha podido conmigo


Y eso que se ha ensañado bastante. No se si ha sido A, o b o c, pero si se que me ha tenido casi dos semanas como alma en pena del trabajo a casa cada dos días. No mucha fiebre, pero una tos perruna se ha instalado en mi y se resiste a largarse. Pues lo dicho, dos días en casa y vuelta al trabajo, y al día siguiente otra vez con fiebre y a la cama. No ha sido muy traumático, pero si muy largo y se me han quedado las defensas tiritando. 
Lo bueno (y que mi jefe no se entere de esto), es que tantos días en casa me han cundido mucho. He arreglado mi armario (que ya le hacía falta, pobre!) y he crafteado a mis anchas. 

Apenas he salido de casa, así que mis chicos me traían regalos de sus salidas al parque. La muestra es esa preciosas cesta llena de otoño que me regalaron el domingo. 
Castañas, hojas, tomatitos, semillas y setas. Otoño perfecto que me alegraba los día mas flojos. 

Me costaba leer con el dolor de cabeza, así que he tejido bastante, que es algo en lo que me concentro fácilmente. Una de las cosas que he recuperado gracias a estos días convaleciente es el punto de media. He empezado una bufanda para un amigo que me encargó hace mucho tiempo y que como no termina de llegar el frío, pues se había quedado en la lista de pendientes.
Pero voy lenta por que he descubierto que me apaño mal con las dos agujas. Creo que es un problema de posición y de anatomía (no estoy bien hecha para el punto, que se le va a hacer!!).
Por suerte, tenía en el cajón del craft un par de agujas circulares que con esas si que me apaño.

Tanto, que hasta he comenzado una proyecto de los grandes (entiéndase por grande algo que no es ni amigurumis ni complementos). Es una chaqueta para mi pequeña. Me encantan las chaquetas, es mi obsesión (en la recogida de armario he contado 12 chaquetas, de manga larga y corta...) Hacía tiempo que quería hacerle una chaquetita, y tenía un patrón de bebé que me gusta bastante . Así que le he hecho un calculo de cinco vueltas mas y me sale una chaqueta para 3-4 años. En el siguiente post espero haberla terminado y ya os doy mas detalles.


Y para el paciente esposo que me ha cuidado y aguantado (soy mala enferma. Es culpa de ser hiperactiva, que en épocas de parón me pongo insoportable y se me cae la casa encima), le he tejido a punto de jersey un cuellito para la bici. No es que haga mucho calor, pero por las mañanas y en la bicicleta (ecologista y deportista que es el chico) de camino al trabajo le viene bien ir calentito. De vez en cuando le hago uno, pero o los pierde o los detroza en trabajo (las chispas de la soldadura no son compatibles con la lana, se llevan mal, sobre todo si tiene mucha fibra sintética en la mezcla).



Otra cosa que he hecho ha sido cocinar mucho: pizza, purés (que son un clásico si hay niños en la casa), cocido, tortilla de patata, croquetas (de estas tengo una receta para otro post) y galletas decoradas (este también tiene un futuro post, pero navideño)


Y aunque tenía frío todo el rato (cosas de la fiebre), ha hecho muy buen tiempo en Madrid y he disfrutado de ratitos en la terraza. He recogido mis hierbas antes de que llegue el invierno y se me hielen. Tengo que buscar una técnica para secar las hierbas mas rápido (creo recordar que hay una manera en el microhondas...), que tengo la cocina llena de ramitos colgando.

Albahaca

Menta

Perejil

Romero

Todo esto y malita, que si llego a estar de vacaciones, no hago ni la mitad. La gripe NO HA PODIDO CONMIGO!!