domingo, 26 de diciembre de 2010

Feliz Navidad y cosas ricas


Ya se que es un poco tarde, pero esto de celebrar en familia es lo que tiene, que te vas a territorios sin red y estas perdida. Así que os felicito con retraso de 24 horas.
Y para compensar, os voy a dejar una receta riquisisiima para hacer estas fiestas (para Noche Vieja es perfecta)
Es una receta muy fácil de hacer y os aseguro que encanta a todo el mundo. Son hamburguesas vegetales.

Para hacer esta receta se necesita:
Una plancha de hojaldre,
un manojo de espárragos trigueros,
setas de temporada,
leche, harina y aceite suave (para la bechamel)
aceite, pimienta, sal y romero.


domingo, 12 de diciembre de 2010

El té milagroso


¿Cómo sobrevivir a unas anginas que se transforman en faringitis, que te dejan con una bronquitis de aupa? Pues tomando mucho té. No es que esta calentita bebida lo cure todo, que mentiríamos, pero ayuda bastante a recuperarse.
Todo empezó hace dos semanas, con una anginas suavecitas que parecían que no iban a ninguna parte. Pero el jueves del puente de la Constitución, por motivos profesionales, tuve que viajar a Salamanca a dar una conferencia. Nevaba muchísimo y el frío seco a mi no me va muy bien a la garganta, con lo que la noche antes de la conferencia, me quedé literalmente sin voz. Aquí empieza el episodio de la faringitis. Dimos la conferencia a duras penas, yo, mi parte con una voz que parecía Darth Vader y Ana un poco de madrugón.
A la vuelta, directamente para el pueblo, con mas nieve, lluvia y una panzada a comer matanza que creo que tengo calorías extras en el cuerpo para un año. No he salido nada, ni al jardín, no he trasnochado (ya es difícil en el pueblo), ni he bebido nada que no sea té. Y de regreso a Madrid, una tos tan fuerte que el marido de una servidora se despertaba de noche un poco asustado. (este es el episodio de la bronquitis). Y en pleno cierre de la edición de Enero de la revista que me da de comer, ya no puedo mas y me voy a urgencias a ver que demonios me pasa, que no dejo de tener fiebre, ni tos ni una cara la mar de mustia.
Y entonces si consigo que me hagan caso, que me den antibióticos (que los dos médicos anteriores no me los quisieron dar). Pero mi sorpresa viene cuando el médico me aconseja que beba mucho té. Me dice que es diurético y cicatrizante. Que ayuda a suavizar la garganta dolorida y a cerrar las heriditas de las mucosas cuando se tose mucho. Es la primera vez que un médico que da consejos mas propios de un herbolario. Me hizo mucha ilusión, la verdad.
Hace ya dos años que me quité del café, que me alteraba mucho y no me sentaba bien al estómago. Ahora tomo té, con un poquito de leche (como un cortado pero de té, esa es la manera de pedirlo en los bares, que si no me ponen un té americano, que se hace con leche caliente y la bolsita dentro, puaj!!).


Y que mejor manera de ilustrar este post que con el regalo tan especial que le hice el mes pasado a mi sobrina. Cumplía 7 años, y como una de las cosas que mas le gusta es jugar con susu muñecas, pues le hice un juego de té a lo Alicia en el Pais de las Maravillas.
El regalo consistía en un mantel, cuatro tazas de té con sus respectivos platillos y cucharas, un plato grande para el pastel y el pastel , claro. Todo ellos hecho con ganchillo, fieltro y tela, en tonos rosas y blanco.



El pastel está tejido sobre una caja de cartón, que en su interior guarda el resto de los útiles (las cucharas, mantel, tazas y platos). Este ha sido uno de los trabajos que he hecho con mas cariño. Bueno, todo lo que tejo lo hago con cariño, y si es para alguien de la familia, pues mas, y si es para alguno de mis niños, entonces le echo todo el cariño que tengo y un poco mas que guardo en la mesilla de noche. Pero es que además, me lo he pasado muy bien haciéndolo.



A mi me encantaba jugar a las comiditas de pequeña con mi hermana (que además es la mamá de la homenajeada) y hacer este regalo me ha traído muchos recuerdos. Y mientras lo tejía, mi pequeña se lo pasaba en grande preparando meriendas fantásticas e invitando a sus amiguitos (algunos de peluche y otros imaginarios).


Y claro, ya tengo otro juego de café/té encargado para ella, pero "el mío azul, mamá, que me gusta mas". Espero que os guste, es una buena idea para regalar estas navidades, así que si alguien se anima, preguntad, que os cuento mas detalles si atreve a hacerlo, u os hago uno de encargo a un módico precio. Mas fotos en mi flickr.

domingo, 28 de noviembre de 2010

Sujétate los pelos, que sopla fino!!


Tengo una amiga que dice que el Madrid el viento sopla fino. Traducido, que ahora el viento es flojo, pero viene muy frío (está nevando en la sierra y las estaciones de ski están a pleno gas). Y esto me recuerda otro refrán de mi pueblo que dice: Cuando el grajo vuela bajo, hace un frío del carajo (jeje).
Pues eso, que hace frío, hace viento y hace un tiempo que me obsesiona algo. No es que me deje sin dormir, pero me vuelve a la mente de vez en cuando, me cambia los planes y me lleva de cabeza. No se me asusten, que cuando lo lean se darán cuanta de que es una chorrada.
Hace dos años, aproximádamente decidí dejarme el pelo largo. No suena muy emocionante, la verdad, pero hablamos de una tipa (yo) que lo mas largo que ha llevado en pelo fueron una extensiones, un verano loco, que le duraron un mes....
Creo que desde los 12 años no tenía el pelo tan largo. Siempre pasando por el corto, la melenillas apurada en la nuca, el rape total (el día que parí me rape la cabeza 8 horas antes y parecía una bola, de cabeza y de barriga) y el despeinado mas intencionado de la historia.

La cosa es que ahora lo tengo largo, muy largo, y ando familiarizándome con el. A veces me doy tirones al vestirme, a veces me voy con la cabeza mojada a la calle y luego me arrepiento, y a aveces me hago dos moñitos en la nuca y aguanto el cachondeíto en la oficina (lo de princesa Leia lo tengo asumido).
Me he pasado casi un año con la coleta puesta y ahora me estoy animando ha hacerme otras cosas.
El otro día me dieron una clase de como se hacen toda clase de moños y recogidos (que me acuerdo de la mitad...) y trencas (que me encantan y son todo un descubrimiento).
Y otra gran cosa que he descubierto son los accesorios de pelo. Y de esto último, se deducen varias cosas:
1. las pinzas de recoger el pelo no molan, son feas y parece que estas en la peluquería.
2. las gomas del pelo que venden son aburridas o muy horteras.
3. las horquillas, o son muy infantiles o pareces un árbol de navidad chino.
4. las diademas son una opción, pero con flequillo, pareces una princesa Disney. Hay que tener cuidado
Así que ha llegado la hora de cambiar esto, y me he lanzado a investigar. Ya hice mis pinitos con alguna diadema y tocados en el pasado, con una peineta pequeña y alguna que otra flor para horquilla. Pero la mayoría de las cosas las hice para otros, como encargo o como regalo. Ahora estoy haciendo cosas para mi, para probarlas y buscar mi estilo.


Y ahora ando con las gomas de pelo y con la joya de la corona, la diadema de Prada. Las primeras son una variante de una gomitas que le hice a mi pequeña y que no hice fotos en su día. Son menos infantiles y tiene un toque de divertido con las bolitas de colores. Y un pequeño lazo, dorado, para fiestas y salidas nocturnas. Queda muy chulo como adorno de moño.





Y ahora mi favorito. Esta temporada me he hartado de ver que vuelve la lana, el ganchillo y el punto salen en casi todas las colecciones de ropa de diseñadores importantes y en marcas mas caseritas com Zara y H&M. Y mi favorito es la cinta para el pelo de Prada. Y esta es mi versión (perdonad las fotos, pero es que el flash anda un poco tocado y casi nunca sale cuando se le necesita). Empezó siendo una cinta para el moño, terminó siendo una diadema y un coletero, en lana de color camel. La modelo, mi musa blogera y compañera de penurias diarias, Ana.
Básicamente es una trenza hecha con tres tiras a punto enano, montada una vez hechas las tiras y cosidas al final. Para la diadema (aquí la camará murió), lo mismo, con mas longitud y cosida a una diadema de dos tiras. Una opción de decoración de pelo la mar de calentita!! Espero que os guste.

domingo, 21 de noviembre de 2010

Comida rápida no es comida basura


Estos manjares fueron tejidos hace ya dos meses para mis queridos Chipe y Nacho. Salado para el mas dulce y postre para el mas salado. Os quiero guapos!!





El donut era un imán para la nevera. Ahora se que hice bien en incorporárselo, ya que el joven Bacon (gato travieso de la pareja) lo mira con ojos golositos, pero no alcanza a pillarlo. Jeje!!

lunes, 1 de noviembre de 2010

Pirámide japonesa


No, no me vuelto loca. Ya se que en la historia del arte, los japoneses nunca construyeron pirámides (ni creo que lo hagan a estas alturas). Como podéis ver en la foto superior, el título del post se refiere a un neceser piramidal hecho con telas japonesas. He seguido las indicaciones de la web crafters.org. No ha sido muy complicado, lo difícil es hacer que sea reversible y no se vean las costuras. Yo siempre complicándome la vida, ya veis!!
El resultado no me ha convencido del todo, tengo que pulir esa difícil relación que tengo con las cremalleras. Esperaré al segundo bolsito, que ya está de camino para hacer una mejor valoración del resultado.
Por cierto, a mi madre le encantó. Esa madre que pierde los pendientes cada vez que se va de viaje y luego tiene casi hasta a la Interpol buscándolos. Un bolsito para los pendientes, los broches y los collares. Reversible y con una trabilla pequeña para colgarlo.









viernes, 22 de octubre de 2010

Pan nuestro de cada día



O como una mente creativa no puede parar. Catherine McEver bog






domingo, 17 de octubre de 2010

Cena ligera


Hace tiempo que termine esta cenita tan rica, pero había perdido las fotos en el limbo de mi ordenador. Llevo tres días de limpieza general de equipo, que me voy a comprar un disco duro externo, que veo que mi mac un día la picha y me quedo sin nada.
El plato en cuestión era para mi buen amigo Cristian y su obsesión por lo noodles (que comparto con los ojos en blanco y las manos como un zombie).
Los palillos de la foto de arriba los compre en Nueva York y son para enseñar a los niños a comer con ellos. Los hemos usado un par de veces, pero no se apaña mucho, la verdad. Esperaré a que le crezcan un poco mas los deditos a mi pequeña, que por ahora se le escapan volando cada vez que lo intentamos.
Así que hoy, para cena noodles con verduras al wok y gambas. Y de segundo, delicias chinas. Buen provecho!!!



domingo, 10 de octubre de 2010

Si llega el frío...


Que no tengo yo muy claro que llegue de verdad, ya estoy preparando actividades para esos días tan largos que nos esperan. La verdad es que ya ha comenzado a llover, pero frío frío no hace mucho. Y en este tiempo tan inesperado (lo mismo llueve que pica el sol), estamos apurando los días de sol para pasar la tarde en el parque y usar unos días mas la silla de la bici, que su padre ya casi no puede con la pequeña (no tan pequeña!!!) . Después de tres meses de baja de la bicicleta (que el espontáneo se rompió una mano a principios de verano volando delante de la bici en plena carretera), ha recuperado las ganas de pedalear , por que lo que es una servidora, no pedaleo ni en sueños. Yo bajo al parque andando con la cestita (como Caperucita) y ellos me adelantan entre risitas y jaleos.


Y el picnic es una de las actividades que mas nos gusta. Tanto, que incluso en pleno invierno la hacemos, eso si, en casa, en nuestro minisalón.


E incluso algunas veces, terminamos el picnic durmiendo en el suelo. Sacamos los colchones de las camas y los encajamos como podemos entre los sofás. Allí dormimos todos, incluido el perro, que por un día es el mas feliz del mundo durmiendo con los tres a la vez (normalmente se pasa la noche de una cama a otra mendigando que le dejemos subir, y a veces lo consigue).


Para este invierno, las actividades que he pensado las voy a ordenar en cuatro actividades: Aprender a leer y escribir (la niña, se entiende, que yo ya se), cocina, reciclar y coser (esto último me lo ha pedido ella, que de tanto verme, pues supongo que algo se la ha pegado).

Para aprender a leer y escribir, a parte de lo que le enseñan en el colegio, estamos haciendo actividades de reconocimiento de las letras y ensayo de escritura. Con una cuaderno y el scrabble, se puede tirar una hora fácil buscando las palabras que le escribo y contando las letras.

En la cocina, la verdad es que lo pasamos muy bien. Como a mi me gusta cocinar, la mayoría de las veces la tengo de pinche, así que ya sabe muchas cosas. Su favorita es hacer el pan conmigo, para ella es como modelar con plastilina o barro, y encima se o come luego.


Y a cocinar cosas sencillas como las salchichas pulperas o la pizza.

Con el tema del reciclaje ya hemos empezado este verano. Clasificamos la basura una vez a la semana para tirar el papel y el plástico por separado. Y una vez al mes, colocamos las pilas en el contenedor de la marquesina de la calle.


Aveces se lía un poco con el papel y el plástico, pero poco a poco va dejando los restos de sus manualidades en la cesta del papel, y ordenando las pilas sabe dios con que criterio. Al menos creo que algo se la queda, aunque no sea muy consciente por ahora.

Y lo de coser va ha ser quizá lo mas divertido de todo. Ya hemos hecho nuestra primera actividad, coser un bolsito de goma eva, con lana. Le hice los agujeros previamente con un perforador de hojas y la aguja es una horquilla del pelo con el extremo de la lana anudado. Parece que se le da bien, aunque la paciencia no es su fuerte. Supongo que son cosas de la edad. (no se si de la suya o de la mía... jeje)




Bueno, esos son nuestros propósitos para este otoño. Ya os iremos enseñando los progresos que hacemos. Feliz vuelta al frequito!!