domingo, 28 de noviembre de 2010

Sujétate los pelos, que sopla fino!!


Tengo una amiga que dice que el Madrid el viento sopla fino. Traducido, que ahora el viento es flojo, pero viene muy frío (está nevando en la sierra y las estaciones de ski están a pleno gas). Y esto me recuerda otro refrán de mi pueblo que dice: Cuando el grajo vuela bajo, hace un frío del carajo (jeje).
Pues eso, que hace frío, hace viento y hace un tiempo que me obsesiona algo. No es que me deje sin dormir, pero me vuelve a la mente de vez en cuando, me cambia los planes y me lleva de cabeza. No se me asusten, que cuando lo lean se darán cuanta de que es una chorrada.
Hace dos años, aproximádamente decidí dejarme el pelo largo. No suena muy emocionante, la verdad, pero hablamos de una tipa (yo) que lo mas largo que ha llevado en pelo fueron una extensiones, un verano loco, que le duraron un mes....
Creo que desde los 12 años no tenía el pelo tan largo. Siempre pasando por el corto, la melenillas apurada en la nuca, el rape total (el día que parí me rape la cabeza 8 horas antes y parecía una bola, de cabeza y de barriga) y el despeinado mas intencionado de la historia.

La cosa es que ahora lo tengo largo, muy largo, y ando familiarizándome con el. A veces me doy tirones al vestirme, a veces me voy con la cabeza mojada a la calle y luego me arrepiento, y a aveces me hago dos moñitos en la nuca y aguanto el cachondeíto en la oficina (lo de princesa Leia lo tengo asumido).
Me he pasado casi un año con la coleta puesta y ahora me estoy animando ha hacerme otras cosas.
El otro día me dieron una clase de como se hacen toda clase de moños y recogidos (que me acuerdo de la mitad...) y trencas (que me encantan y son todo un descubrimiento).
Y otra gran cosa que he descubierto son los accesorios de pelo. Y de esto último, se deducen varias cosas:
1. las pinzas de recoger el pelo no molan, son feas y parece que estas en la peluquería.
2. las gomas del pelo que venden son aburridas o muy horteras.
3. las horquillas, o son muy infantiles o pareces un árbol de navidad chino.
4. las diademas son una opción, pero con flequillo, pareces una princesa Disney. Hay que tener cuidado
Así que ha llegado la hora de cambiar esto, y me he lanzado a investigar. Ya hice mis pinitos con alguna diadema y tocados en el pasado, con una peineta pequeña y alguna que otra flor para horquilla. Pero la mayoría de las cosas las hice para otros, como encargo o como regalo. Ahora estoy haciendo cosas para mi, para probarlas y buscar mi estilo.


Y ahora ando con las gomas de pelo y con la joya de la corona, la diadema de Prada. Las primeras son una variante de una gomitas que le hice a mi pequeña y que no hice fotos en su día. Son menos infantiles y tiene un toque de divertido con las bolitas de colores. Y un pequeño lazo, dorado, para fiestas y salidas nocturnas. Queda muy chulo como adorno de moño.





Y ahora mi favorito. Esta temporada me he hartado de ver que vuelve la lana, el ganchillo y el punto salen en casi todas las colecciones de ropa de diseñadores importantes y en marcas mas caseritas com Zara y H&M. Y mi favorito es la cinta para el pelo de Prada. Y esta es mi versión (perdonad las fotos, pero es que el flash anda un poco tocado y casi nunca sale cuando se le necesita). Empezó siendo una cinta para el moño, terminó siendo una diadema y un coletero, en lana de color camel. La modelo, mi musa blogera y compañera de penurias diarias, Ana.
Básicamente es una trenza hecha con tres tiras a punto enano, montada una vez hechas las tiras y cosidas al final. Para la diadema (aquí la camará murió), lo mismo, con mas longitud y cosida a una diadema de dos tiras. Una opción de decoración de pelo la mar de calentita!! Espero que os guste.

domingo, 21 de noviembre de 2010

Comida rápida no es comida basura


Estos manjares fueron tejidos hace ya dos meses para mis queridos Chipe y Nacho. Salado para el mas dulce y postre para el mas salado. Os quiero guapos!!





El donut era un imán para la nevera. Ahora se que hice bien en incorporárselo, ya que el joven Bacon (gato travieso de la pareja) lo mira con ojos golositos, pero no alcanza a pillarlo. Jeje!!

lunes, 1 de noviembre de 2010

Pirámide japonesa


No, no me vuelto loca. Ya se que en la historia del arte, los japoneses nunca construyeron pirámides (ni creo que lo hagan a estas alturas). Como podéis ver en la foto superior, el título del post se refiere a un neceser piramidal hecho con telas japonesas. He seguido las indicaciones de la web crafters.org. No ha sido muy complicado, lo difícil es hacer que sea reversible y no se vean las costuras. Yo siempre complicándome la vida, ya veis!!
El resultado no me ha convencido del todo, tengo que pulir esa difícil relación que tengo con las cremalleras. Esperaré al segundo bolsito, que ya está de camino para hacer una mejor valoración del resultado.
Por cierto, a mi madre le encantó. Esa madre que pierde los pendientes cada vez que se va de viaje y luego tiene casi hasta a la Interpol buscándolos. Un bolsito para los pendientes, los broches y los collares. Reversible y con una trabilla pequeña para colgarlo.