miércoles, 30 de marzo de 2011

Tiempo de fresas y rotuladores


Entre hilos y agujas, lana por toda la casa y un poco de diosmíodondemehemetido paso los fines de semana metida en casa. Aunque parece que ya primaverea, mis tardes encerrada son amenizadas por sesiones de rotuladores y recetas compartidas.
Os dejo la mas sencilla de las recetas, la deliciosa mermelada de fresa que alegra cualquier tarta y cualquier merienda.

Ingredientes:
1 kilo de fresas lavadas y son hojas
1 kilo de azúcar blanco
un limón


jueves, 24 de marzo de 2011

Inspiración

Metida de lleno con mis nuevos proyectos (ya os contaré mas cuando los tenga cuajaditos) y con mis quehaceres diarios, casi no he tenido tiempo de postear nada. Tengo un par de cosas que quiero enseñaros, pero para colgar solo la foto, prefiero juntar un par de ratos mas adelante y al menos escribir algunas letritas.
Mientras tanto, os dejo con un par de cosas realmente inspiradoras:

Un vídeo precioso


Y un par de vídeos mas, muy molones y tejeriles, aquí y aquí.

La web de Knithaker, con mas ideas y recopilaciones de punto y ganchillo que he visto en mi vida. Veo tantas cosas y tan variadas que me lo haría todo. Es un vicio, aviso.

El blog de la ilustradora Miki Sato y esas ilustraciones hechas con cartón, papeles de colore t telas. Son un sueño en color pastel.

Y para el final, una de mis webs favoritas. Minieco, un espacio para crear juguetes y actividades para los mas pequeños de una manera eco y respetuosa. Es una delicia los juegos que hay, el colorido de la web, y mis favoritos, los instrumentos que aparecen a lo largo de la lectura, aquí alguno, y aquí y aquí.

Esperadme, que no tardaré mucho el regresar.

viernes, 11 de marzo de 2011

Mi primera portada



Bueno, en realidad son dos portadas. Y tampoco son las primeras, que en mi vida profesional creo que he hecho mas de 200... Pero bueno, al tema. La semana pasada y esta semana, las portadas digitales de la revista Lecool han salido de estas manitas. El editor de la revista en Madrid, amigo de mis amigos y ahora mi amigo me propuso hacer algo relacionado con el craft para ilustrar la portada. Me lo pensé mucho, ya que hacer una pieza de ganchillo relacionada con Madrid, la ciudad y su pulso, me parecía muy trabajoso y quizá me iba de plazos para entregar. Y para mas complicación, tenían que ser dos piezas consecutivas. Así que no me lo pense mas y me decidí por el bordado. Y como me acabo de comparar una aguja mágica de Clover, pues era la ocasión perfecta para estrenarla.




Ha sido una experiencia rara, ya que el trabajo es muy rápido y se ven resultados enseguida, pero no es del todo de mi agrado el resultado. Creo que la aguja es demasiado gruesa y deteriora mucho la tela, y las puntadas quedan muy en relieve. Pero supongo que trabajándomelo mas le pillaré el punto.



Al final hice el trabajo alternando bordado normal y aguja mágica. Este es el resultado. Espero que os guste.



Y os dejo la entrevista , para que os riais un poco....

miércoles, 9 de marzo de 2011

miércoles, 2 de marzo de 2011

Cinco deditos


Cinco deditos para cubrirlos de marionetas. Cinco deditos pequeños y regordetes que cumplen 2 años y que se han llenado de risas y cosquillas. Este es el regalo que le hice a la pequeña Cloe (junto con el gorro de orejas de gatito del post anterior).
A mi pequeña le encantan las marionetas, y cuando era muy bebé jugábamos mucho con las de IKEA. Luego, de mas mayor, hemos ido comprando y haciendo nuestras propias marionetas. De tela y corcho, de calcetines viejos, de papel... y de casi cualquier cosa que cayera en nuestras manos.
Las marionetas son un juego perfecto para que los niños se suelten, para que cuenten sus miedos y sus gustos. Cuando hablan con una marioneta se olvida de que al final de la mano está mamá y papá. De repente ellos se encuentran hablando con el oso, o con el enanito de la marioneta. Y le cuentan secretos e historias, se trasladan con ellos a otra realidad y viajan a lugares fascinantes.
Y el momento mas mágico es cuando ellos toman el relevo y meten la mano dentro para trasformarse en contadores de historias. Entonces se les cambia la voz, cambian de personalidad e incluso toman las riendas del juego y ellos mandan. A lo largo de mi historia, he podido jugar con muchos niños, primero como niñera y, luego como tía y ahora como madre. Y las marionetas han sido una herramienta perfecta para contar historias, para calmar nervios y para reírnos mucho.


Por esa razón quería hacerle unas marionetas de dedo a Cloe. Tiene la edad perfecta para entender el cambio de rol que se adquiere con el juego y además le ayudará con el lenguaje.
Pero tenía poco tiempo para hacerlas, apenas un fin de semana. Así que me decante por el fieltro, que es mas rápido para construir piezas que el ganchillo, y permite darle a las piezas mas detalles.








El fieltro que usé primero lo corté, y antes de coserlo lo pegué con pegamento para textiles no tóxico. Luego, con puntadas muy finas lo rematé todo. Y para guardarlos le cosí una bolsita sencilla de tela de cuadros. Me encanta el resultado, es muy colorido y campestre, como de mantel de picnic.
A la pequeña Cloe le encantó el regalo y jugó haciendo el sonido de los animales, menos con el fantasma, que era todo el rato Uuuuuuuuuh!!