jueves, 28 de abril de 2011

Mi gran noche Mutante


Y la experiencia ha sido muy interesante. Ponerle cara a muchas de mis agujas favoritas y dejar que le pusieran cara a la mía ha sido un ejercicio de terapia increíble.
La culpa de todo la ha tenido la alternativa Noche de los Libros Mutantes y Lidia G, de Le Petite Paquebot. Una noche de fiesta alternativa a la Noche de los Libros en Madrid. Lejos de los circuitos editoriales convencionales, esta iniciativa se presenta para dar voz a publicaciones independientes, fancines y publicaciones autogestionadas. Yo que vengo del mundo editorial (del convencional, todo hay que decirlo), creo que iniciativas como estas hacen que le publico se acerque a estos libros y revistas.
Así que unir dos de mis grandes pasiones en una sola noche, libros y ganchillo, era demasiado tentador para dejarlo pasar.


Los patrones de Lidia, agujas, lana y bizcocho eran el reclamo perfecto para mi. Con Laura de Peseta a un lado y Ana de Espacio Crochet la velada fue perfecta. Muchas risas y reencuentros (Tony, que recuerdos de infancia!) para una velada perfecta. Mi fancine con su portada decorada con mi A mutante espera, en otro post os la enseño, que ahora es todo para mi!!!!

La patrulla Mutante, aguja en mano y bizcocho en boca.

Los patrones de Lidia son una delicia!!



lunes, 25 de abril de 2011

Pasos al sol


Después de esta Semana Santa pasada por agua y todas las fiebres, sarpullidos, dolores y afonías, por fin puedo decir que voy a disfrutar de la primavera. Sorprendentemente, este año no parece que la alergia me ataque (que ya sería de coña después de los tres mesecitos que me he pasado encerrada en casa con toda clase e dolencias propias y ajenas). Y como hoy parece que sale el sol, he decidido, por fin , estrenar mis nuevas bailarinas.



Son blancas y están dibujadas a mano. Son muy fáciles de hacer y tenía muchas ganas de hacérmelas hace tiempo. No son perfectas ni son iguales, pero ese es su encanto, que conforme las dibujaba, se me ocurría una cosas distinta. Cada una tiene su personalidad, como los pies, que cada uno pisa como quiere.


Para hacerlas he usado unas bailarinas muy baratitas del Primark y un rotulador permanente, un par de horitas de dibujo alternado con internet, lectura y ganchillo, y un poco de matemáticas aplicadas al curro (que yo también pensaba que las mates no me valdrían para nada en la vida, y mira tu por donde, son la base de mi trabajo ahora. Cosas del diseño gráfico...)

De nietas y abuelas, ups! Bueno, de chicas

martes, 12 de abril de 2011

Dándole a la aguja


Rememorando agujas del pasado y las presentes. Neruda en mis manos es puntada pura...


Las del pasado...



viernes, 8 de abril de 2011

Quedarse en casa


Pequeñas y grandes convalecencias que nos obligan a quedarnos en casa. Disfrutaremos de la terraza, de la cocina y de los estreptococos.
Si os animáis a un menú decorativo, para hacer estos deliciosos huevos, solo se necesita un cortapastas de metal y un sartén pequeña y de fondo lo mas liso posible. Se pone a calentar la sartén con un poco de aceite, y cuando esté caliente, se pone el cortapastas y se deja que se caliente. Cuando está caliente, se casca el huevo dentro y se deja que se cuaje despacio.
Una vez hecho al gusto, se saca de la sartén todo y con un cuchillo fino, se ayuda para sacar el huevo de la funda y se le echa sal.
Nuestro favorito es el de casita, pero el de osito y el de bailarina es un clásico también. En esto de los huevos decorativos, es cuestión de encontrar el molde perfecto.
La pequeña albondiguilla de la foto, está rellena de queso, que al freírla, se queda derretido dentro. Pequeñas delicias caseras para arreglar los cuerpos.

sábado, 2 de abril de 2011

A veces coso


Pero eso ya lo sabéis. Y es que a también hay veces que dibujo que coso. Buen fin de semana, por aquí hace sol :)