jueves, 6 de diciembre de 2012

Con pompones y a lo loco


No es un secreto que me obsesionan los pompones, no al menos para la gente que tengo alrededor. Me gusta hacerlos y me gusta experimentar con ellos. Creo que es una manera preciosa y fácil de hacer cosas con lana. Es una de las primeras cosas que te enseña a hacer de pequeño, con cartones y unas cuantas hebras de lana.



Desde que descubrí hace un par de años las pomponeras ya no se hacerlos de otra manera, pero a veces saco las tijeras y al cartón y me lío (literalmente).
Esta es la historia visual de tres magapompones. Disfruten!!




























4 comentarios:

Desde la redacción dijo...

Fatal de lo tuyo... Lo malo es que se pega, que voy a hacer un pompón de kilo y medio por lo menos!!

Iran dijo...

Me encanta el mega pompón

Creame y mas dijo...

sobran las palabras, ya sé como tiene que pasar por peluquería el pompon! :)
me encantan los megapompones!!!
Un besito.
Creame y mas

Encarna dijo...

Justo hoy me lo he pasando haciendo pompones, y ahora veo este post, como mola su tamaño!