lunes, 19 de enero de 2015

Mandalas con los Hilos Anchor Style Nylon


Llevaba tiempo queriendo hacer un tutorial de como hacer las cometas de hilo o mandalas que llaman "ojos de Dios". Tradicionalmente son elementos ceremoniales de los pueblos del norte de América y de Mexico. Son amuletos relacionados con la Madre Naturaleza, y que tradicionalmente se regalaban a las familias cuando nacía un bebé, añadiendo una vuelta de hilo por cada año de la criatura, otorgándole así protección. Actualmente son mandalas de colores con valor decorativo y ya pocas culturas los usan con fines religiosos. 
Y cuando los chicos de Coach contactan conmigo para enseñarme los nuevos Hilos Anchor Style me queda claro que son perfectos para este proyecto. Es un hilos de nylon retorcido muy resistente, de colores empolvados y brillantes muy apetecibles y muy sencillo de manipular.


Dentro de la campaña Coatch Craft, en la que se propone como tema la decoración de las celebraciones familiares, me parecía perfecto unir estas dos ideas, los mandalas y el Hilo Anchor Style. Así que os propongo una manualidad sencilla, con tan solo dos palos, para hacer estas decoraciones tan bonitas. Combinando mas palos se obtienen mandalas mas complejos y vistosos, así que no tengáis miedo a experimentar.


Para comenzar necesitamos tres tipos de hilo distintos (o tantos como colorido queremos que tenga el mandala) Yo elegí el plata, lila y blanco dorado de la gama "shabby chic" que son muy delicados y brillantes. Vamos a necesitar también palitos de madera de los que se usan para hacer brochetas y unas tijeras.


Comenzamos quitando la punta a un palito y cortándolo después por la mitad.
Atamos las dos mitades por el centro con un extremo del primer hilo que vamos a usar, y le damos varias vueltas sujetando fuerte. A continuación abrimos los palos colocándolos en cruz y damos varias vueltas de hilo ajustando bien.




Y a partir de ahora vamos a rodear cada palito con el hilo siguiendo la misma dirección y rodeando una vuelta entera cada vez. es importante tirar fuerte del hilo para evitar que se suelte, y así queden todas la iguales.





Cuando llevemos un tercio del palito, cortamos la hebra y hacemos un nudo. Ahora vamos a cambiar de color y a continuar con la misma técnica. Anudamos el extremo del color nuevo y repetimos las vueltas a los palitos en la misma dirección.



 Podemos hacer esta operación una tercera vez con otro color, combinando los colore a nuestro gusto. Cuando terminemos rematamos la ultima hebra y ya tenemos nuestro mandala terminado.




Lo que mas me gusta de esta anualidad es que la puedes ver por los dos lados y es distinta. También puedes hacerla con mas palitos y recrear estrellas o combinar las direcciones del giro de los hilos para crear niveles y texturas.
También puedes probar a hacerlo con palos mas gruesos y a tamaños superiores o con muchos colores. El resultados son elementos decorativos muy vistosos, para colgarlos en la ventana, en la pared del cuarto de los niños, en tu estudio o para hacer un regalo vistoso y colorido.
Y viendo lo bonitos que quedan me recuerdan a los copos de nieve, así que me guardo la idea para decorar el árbol de Navidad el año que viene.





No hay comentarios: