martes, 28 de abril de 2015

Receta de pizza dulce para un postre redondo


A petición popular, publico la receta de la pizza dulce de ayer. Como ya es tradición en casa, el domingo es día de pizza casera. Hacemos la masa por la tarde y la dejamos reposar para que esté perfecta en la cena. Y a veces dejo un poco de masa reservada para sorprenderles y hacer pizza dulce de postre. Avisados quedáis que es una bomba de calorías y de hidratos, pero os aseguro que esta deliciosa y es el final perfecto para un fin de semana.





La receta de la masa es la misma que la de pizza tradicional, incluida la pizca de sal:
200 ml de agua tibia
400 gr de harina
10gr de levadura de panadería
40 ml de aceite de oliva
una pizca de sal



Mezclamos todos los ingredientes en una ensaladera o bol echándolos en este orden. Primero el agua y el aceite, se añade la levadura y la sal y enseguida la harina. Amasamos hasta obtener una pelota compacta y que no pringue demando las manos. Si es necesario se puede añadir un poco de harina si la masa sigue estado pegajosa.

Se deja reposar entre media y una hora en el bol, tapado con un paño de algodón limpio y ligeramente humedecido. En invierno la colocamos cerca de la calefacción o sobre la secadora. En verano solo es necesario que no este en una corriente o que no le de el sol.

Para hacer la pizza dulce necesitamos ingredientes húmedos y secos, como cuando se hace la salada:
Crema de cacao tipo Nutella o Nocilla
un plátano
almendras troceadas
pepitas de chocolate negro

Calentamos el horno a 180º para hacer la pizza salada primero.

Una vez reposada la masa, la dividimos en dos bolas, una para hacer la pizza salada y la otra para la dulce. Con ayuda de un rodillo y con la mesa enhacinada, estiramos la masa con la forma que queramos. Con ayuda de una espátula, extendemos la crema de cacao y troceamos el plátano por encima en rodajas.

Espolvoreamos las almendras y las pepitas de chocolate y ya tenemos lista la pizza. Cuando se termine de hacer la pizza salada, metemos esta poza sobre la rejilla del abono en la parte baja y la dejamos hacerse unos 15 minutos. La fruta y el cacao no necesitan mucho tiempo para cocinarse y están mas ricos a medio hacer.

Cuando los bordes de la pizza se doren, la sacamos y la dejamos enfriar un poco. La pizza dulce esta mas jugosa y se aprecian mejor los sabores si se come tibia. Se puede acompañar con helado, pero a nosotros nos gusta hacerlo con leche fría.

Espero que os animéis a hacerla (incluso con masa ya hecha) y dejéis sorprendidos a todos en la mesa.

Podéis hacer las otras dos versiones de esta receta:
Receta 2: con leche condensada, fresas y pistachos troceados. 
Receta 3: con miel, manzana rayada y canela



Y como extra: Un truco para que la masa de la pizza esté mas rica, es añadir a la mezcla ajo en polvo y orégano en el amasado. Y para la masa de pizza dulce, unas hojitas de menta triturada le darán un extra de sabor increíble. Buena pizza y buen provecho.

3 comentarios:

kareencountry dijo...

Una explosión de Chocolate!!!! Buena receta.
Besitos

Casa Massa dijo...

Que pinta! Seguro que la pruebo, gracias! Una forma deliciosa de terminar el domingo ;)

www.idoproyect.com dijo...

¿Te puedes creer que esta noche tengo una cena y quería hacer una pizza dulce? jaja me viene como anillo al dedo, ya te contaré qué tal!