miércoles, 20 de mayo de 2015

Cómo hacer una cuchara de cocina con forma de mano


Si, no estoy loca. Diréis que una cuchara con forma de mano es un tenedor, ¡pero no!
Una cuchara de madera con forma de mano es una cuchara de cocina con cinco dedos y perfectamente reconocible como una mano. O al menos esa es la explicación que me dio mi hija cuando me pidió que le hiciera una.

Y yo que soy de ideas locas también (ahora entenderéis muchas cosas de esta hija nuestra) no me lo pensé dos veces y me preparé todo lo necesario para hacerla.

Lo primero era encontrar una cuchara de madera buena, para poder tallar bien, y grande para tener suficiente superficie para dibujar los deditos. Por suerte tenía un juego de cucharas por estrenar de Ikea que resultó perfecta. La cuchara modelo Rört fue el elegido, de madera de haya que es bastante dura y resistente.



Después de dibujar varias manitas y de discutir sobre ellas (en esta casa si no se discute no vale, hay que estar por lo menos en desacuerdo dos veces antes de llegar a alguna conclusión. Es genético, no le vamos a buscar mas explicación) al final nos quedamos con la de los dedos separados, y menos mal, porque resultó mas fácil de tallar que las otras.



Con la ayuda de una sierra de mano, de marquetería, una escofina y algún repaso de buril, terminamos con lija y un poco de lana de aluminio que teníamos de la restauración de la silla del abuelo. Soy consciente que estas herramientas no son habituales de una casa normal, pero es que una no olvida los oficios que aprende.



Esta cuchara viene de fabrica con tratamiento anti roces para las sartenes, así que le di un poco de lija a toda ella para que no se notara cambio de color. Luego un poco de aceite de oliva untado en toda la superficie y bien limpia ya se puede usar.

La verdad es que nunca me pregunté para que la quería o que le había impulsado a necesitar una, así que este momento llegó cuando se la di. Y ella me dijo muy seria:
– Jolín mamá, pues para hacer los espaguetis – ella siempre tan "jolín"



Así que misterio resuelto, quería una cuchara de madera con forma de mano para mover mejor la pasta cuando se cuecen. Y para demostrarlo, nos hizo unos tallarines de arroz con aceite y ajo de rechupete.

Conclusión, nunca subestimes la imaginación de un niño y menos de una que apunta maneras de chef (con lo mal que comía de pequeña!!!)



Y un extra: Si quieres que tus cucharas de madera se conserven bien y no se manchen mucho, puedes hacer este truco de vez en cuando y se hace siempre cuando tengas un utensilio nuevo, se llama curar la madera.  Compra aceite mineral de uso alimenticio (lo venden en las farmacias y en tiendas de utensilios de cocina, y creo recordar que en Ikea también lo tienen).
Lava bien los utensilios con agua tibia y jabón, aclara bien y deja secar del todo colocándolas en vertical. A continuación, con ayuda de un trapo limpio y suave, impregna las cucharas con el aceite hasta que deje de absorberlo. Luego las dejas secar sobre papel de cocina y le quitas el sobrante de aceite con mas papel. Se conservarán brillantes, sin manchas y hasta la cuchara mas vieja te sonreirá cuando la uses.

5 comentarios:

tejegurumi dijo...

Clara!!! Esta idea de la cuchara manito me ha encantado!!!! y quiero la mía!!!! Voy a buscar una para tallarla para ver que tal me queda!!!! <3 y asi tenerla en el Hogar Tejegurumi <3

Elimar Perez dijo...

Genial! Nos encanta ....
http://bujaren.com

kuku Frakak dijo...

ajjajaja!!
que buena!!

Belén Cosmea dijo...

Creo que tu peque tiene alma de diseñadora de producto... gran invento!

Pequeños Muñecos Hechos a mano dijo...

¡Qué genialidad! :)
Un saludo,
MISoRu