sábado, 1 de agosto de 2015

Vestido de verano para niña, de flecos y teñido a mano


Dicen que si le das alas a los niños, aprenderán a volar. Yo además creo que si enseñas a coser aun niño, este se hará un traje. Y lo sé porque lo he visto con mi hija.

El verano pasado hicimos un taller improvisado en el pueblo para enseñar a usar la máquina de coser a mi sobrino y a mi hija. El primero se compró una maquina de juguete (de las que cosen de verdad) a los pocos meses y la usa. Quiere ser diseñador de moda.
Y la segunda, la usa de vez en cuando, sobre todo cuando va a visitar a Teté a su atelier de Teté Café Costura.



Al llegar el buen tiempo llegan también las ganas de correr, de montar en bici y de no entrar en casa mas que para pedir la merienda y salir corriendo otra vez. Así que con esas prisas me vino un día con un dibujo de un vestido de dos colores y con las piernas libres para correr.

Y nos pusimos a ello, con ayuda de mamá y un poco también del pequeño, se hizo su primer vestido diseñado por ella.





Hilvanando el vestido para que sea mas fácil coserlo, 
el pequeño vela por mi seguridad poniéndome el dedal.



El segundo paso era teñirlo. Usamos unos tintes en frío que compré en Amsterdam en Hema y que son perfectos para teñir con niños ya que la temperatura de agua no tiene que ser más de 40º (que así es lo que hace en la calle este veranito)





Nuestra inspiración de colores de este verano







Técnicas para sujetar las prendas cuando se tiñe en degradado

Aprovechamos para teñir camisetas, con nudos y con degradados y renovar el armario a la abuela de paso. Un consejo, usad guantes para teñir, !!que si no luego tendréis las manos rosas y verdes una semana!!!



La siguiente fase fue la de los flecos. Ella se los cortó como quiso y en un momentito ya tenía su vestido para dar vueltas.



Con un poco de cuidado, los niños pueden usar la maquina de coser. 
Si ya están listos para usar tijeras, están listos para usar la máquina.


Si te decides a hacer un vestido igual, puedes seguir estas instrucciones
Corta dos rectángulos de tela de algodón iguales con las siguientes medidas.
Mídete de hombro a hombro y añade 3 cm a cada lado. Esa será la medida de la parte superior del rectángulo. Luego mídete de hombro a rodilla, y esa será la medida larga del rectángulo.



Coloca los dos rectángulos de tela derecho con derecho para hacer las costuras por el revés. A continuación cose los dos rectángulos por los hombros, dejando una abertura suficiente para pasar la cabeza, y en los laterales dejando hueco para los brazos, hasta la altura de la cadera. Damos la vuelta al vestido y comprobamos que nos queda bien.



Y para terminar, cortamos flecos de unos 2 cm de ancho todo el perímetro del vestido hasta la altura de la cadera (podemos hacerlos menos largos para que nos tape mas las piernas, ya que este vestido se convierte mas en camiseta)

Si ya tienes un vestido largo que es un poco soso, o una camiseta que se ha quedado vieja, hacerle flecos es una manera de renovarlo o de darle un toque mas veraniego.