domingo, 4 de octubre de 2015

Taller de tipografía con alimentos, Diseñamdo en Brief Festival

logo-de-diseñamdo


Esta primavera pasada nació unos de los proyectos mas divertidos que he hecho en mucho tiempo. Juntando mi amor por la tipografía y la comida se creó el concepto Diseñamdo (Diseño y Ñam). 

Después de muchos experimentos y viendo al gran potencial de la idea, los chicos del Brief Festival me animaron a dar un taller mezclando el diseño y la comida. 

Después de una introducción ligera al diseño culinario (y digo ligera porque esto no es diseño culinario, es mas experimento culinario) hicimos una visita muy divertida la mercado.




La mesa de trabajo para el taller es una mezcla entre cuarto de juegos de niños 
y mesa de chef, nada que ver con lo habitual en un estudio de diseño.

Una de las cosas mas interesantes de comprar los productos que vas a necesitas para hacer estos experimentos es experimentar la variedad de colores y texturas que te proporciona el producto fresco. La comida además es un producto con caducidad y degradación, con lo que es muy interesante trabajar con lo efímero.

Siempre me ha interesado mucho la parte mas humana del diseño, en la que interviene lo orgánico y lo hecho a mano. La dualidad entre la perfección de las maquinas y los programas de diseño y lo imperfecto y humano de la mano. Y además, con la intervención de la comida (materia viva) el componente inesperado y efímero es aún mas fuerte.


De esta manera empezamos a jugar con el significado de las palabras, creando tipografías a partir de comida mas o menos elaborada y usando el propio significado de los ingredientes para aportar información en el proceso de comunicación.

Surgieron ejercicios muy interesantes como la palabra Sushi realizada con los mismos ingredientes con los que se cocinaría este plato.


En otras ocasiones era la textura y los colores de los productos los que se convertían en los pinceles y  paletas de color para el diseño, sin importar cuales fueran.

Una de las herramientas imprescindibles para hacer este tipo de ejercicio es un cuchillo afilado, moldes de letras (como los que se usan para hacer galletas o para jugar con plastilia) y mucha paciencia.



A veces es la propia naturaleza la que te sorprende con mensajes ocultos, como al cortar una cebolla roja y encontrar tipos dentro.





Una de las lecciones que hay que aprender rápido es a documentar el trabajo en seguida ya que la degradación del producto fresco (ya lo que repetido mil veces, lo sé) puede ser u problema para el resultado final.


Mi mesa de trabajo quedó así al final de los ejercicios, ¿una buena ensalada verdad?


La conclusión es que no solo es divertido e interesante, hacer trabajos de diseñando es una experiencia en la que intervienen muchos sentidos, no solo el tacto o la vista. El olfato es el gran olvidado en esta profesión y es algo que solo aprecias cuando estas en el estudio haciendo este tipo de trabajos.

Aquí so dejo algunos de los ejemplos en los que yo he usado esta experiencia, como el logo de Esquire (la revista que me daba antes de comer) y algunos experimentos con ketchup bastante sorprendentes.
Y para terminar, uno de los trabajos mas bonitos e inspiradores que he hecho en mi vida profesional.
La portada de Esquire que tenía tinta con olor. Os dejo el vídeo de la portada que huele oficial de aquella campaña, pero otro día os cuento el proceso (que de eso los jefes nunca hablan claro.... ;)

Y con este post queda inaugurada la sección de diseño del blog. Porque no todo van a ser lanas y niños y recetas. Esta es una de las novedades de la nueva etapa del blog, pero poco a poco, os iré contando más. Bien venidos a mi mundo profesional de directora de arte.

El los extras de hoy son:
Este panel de Pinterest llamado Cocinar Diseño con ideas e inspiración que unen diseño y comida. Y por ultimo la sorprendente historia del Happy Meal de Sally Davis en la que se relata como durante años la fotógrafa documentaba la no degradación de una comida de fast food. No entra estrictamente en el tema de este post, pero si nos hace echar una mirada a lo que comemos y a la diferencia entre artificial y orgánico de la que os hablaba antes.

No hay comentarios: