domingo, 10 de abril de 2016

Receta de queso fresco, Grannies Bookcrossing y mi vuelta a los quioscos con Cambio16



Como ya os adelantaba en el post de la semana pasada, este fin de semana os traigo la receta más sencilla y económica para hacer queso fresco en casa. También os hablo del Grannies Bookcrossing de este año y de mi vuelta al trabajo fuera de casa en Cambio16, haciendo eso que me gusta tanto y que es hacer revistas.

¿Estáis listos? poneos cómodos que empezamos.




Lo primero de todo, y antes de empezar con la receta, quiero advertiros que hacer queso es cero gramuroso. Me explico, no esperéis grandes fotos ni puestas en escena preciosistas porque hacer queso es muy sucio y poco fotogénico. Pero os aseguro que el resultado es tan rico que os va a dar igual.

Empezamos. Para hacer queso fresco en casa, lo que primero debéis saber es que se necesita leche fresca entera, de vaca, de oveja o de cabra, pero fresca. Debe estar pasteurizada si la compráis en el súper (en la zona de frío) o hervirla antes de usar si tenéis la suerte de tener una vaca en el jardín (ay ojalá! XD)

Hacer queso, es básicamente, cuajar la leche con fermentos como el cuajo o con medios ácidos, como el ácido cítrico. Nosotros usamos el método ácido, y es el que os voy a enseñar. Actualmente se venden muchos productos para ayudar a hacer queso en casa, como el ácido cítrico en polvo, el cloruro cálcico para añadirle calcio a la leche, las sales preparadas y una infinidad de conservantes para que os dure mas en la nevera el queso.

Pero después de usar varios de ellos, creo que el método tradicional es más barato, más sano y el resultado está mas rico, así que es todo ganar. Eso si, el queso os dura cuatro o cinco días en la nevera, cuidado con despistarse que el queso fresco es muy goloso para los hongos y las bacterias si no se conserva bien.



Ingredientes para hacer un queso de medio kilo aproximadamente:
2 litros de leche fresca
2 limones (90 ml de zumo recién exprimido)
una cucharada de sal no yodada
una olla grande
termómetro de cocina
colador de tela o gasa para escurrir
colador de metal o plástico para darle forma al queso
(opcional) 200 ml de nata o un yogur natural sin edulcorar

Lo primero de todo es tener los utensilios de cocina muy bien limpios y sin restos de agua ni jabón.
Ponemos lod dos litros de leche a calentar a fuego lento para evitar que se peque la leche. Usaremos un termómetro de cocina para controlar la temperatura, que nunca debe superara los 70 grados.

Cuando empiecen a aparecer burbujitas en los bordes de la cazuela, apagamos el fuego y dejamos reposar 20 minutos. Mientras, exprimimos los dos limones y colamos bien el zumo. Vamos a usar 90 ml de zumo.



Puedes aprovechar ese rato para tejer, como yo, que ya voy por el segundo chal 
del mes, esta vez para mi. 



Una vez transcurridos los veinte minutos, añadimos a la leche la sal y el zumo de limón. Si quieres añadirle mas calcio al queso, puedes echarle el yogur natural. Y si quieres un queso mas untuoso, y también con extra de calcio, añádele la nata en este momento, Remover para disolver y dejar reposar otros 10 minutos. Empezareis a notar que se corta la leche, es el proceso ácido de coagulación de las proteínas de la leche, que las hacen mas digeribles.



Volvemos a encender el fuego medio y llevamos la mezcla a casi 80 grados, que es la temperatura a la que la lactosa de la leche se convierta en ácido láctico y se separe del agua o suero. Veréis como se hacen grumos blancos nadando entre agua amarillenta (ya os avise que no es glamuroso...). Eso ya casi es nuestro queso.

Una vez que ya se ha descompuesto la leche, apagamos el fuego y dejamos reposar unos 10 minutos, para pode manipular el queso sin quemarnos.




Con ayuda de una espumadera o un cazo, echamos el contenido de la olla sobre el colador de tela o sobre la gasa de colar apoyada en u colador normal. Y dejamos escurrir muy bien, apretando bien la tela. Cuando ya casi no escurra suero, colocamos el queso en el cestillo y colador para darle forma.





Yo usé un colador pequeño de verduras, pero el queso anterior lo hice con un colador chino y quedó muy bonito en forma de pirámide. Metemos el molde en un tupper y lo metemos en la nevera al menos 3 horas, para que escurra bien y termine su proceso de cuajado.

Y ya esta el queso hecho. Lo puedes hacer sin sal si lo vas a usar para hacer postres y con leche de cabra u oveja para que se más sabroso. También puedes hacer bolitas con el queso en film transparente y meterlos en la nevera hasta que se enfríen. Así tendrás porciones pequeñas de queso para aperitivos, para echar a la ensalada o para la merienda de los niños. En la fotos de cabecera podéis ver como quedan las bolitas de queso, aderezadas con la reducción de vinagre de moras de esta receta.

Y recordada que duran poco en la nevera... aunque ya os adelanto que se pelearan por comer queso.




Grannies Bookcrossing 2016 


El bookcrossing es una actividad que se lleva haciendo en muchas ciudades europeas desde los años 70 pasado, que consiste en liberar libros en zonas publicas para compartirlos de manera anónima. En España se hace de manera más tímida, pero ya hay un gran movimiento que libera libros y aboga por la cultura libre. Normalmente se hacen las liberaciones en fechas señaladas, como el 23 de abril, día del libro, que además conmemora la muerte de Cervantes en España.

Y hace cuatro años, mi amiga Soraya Udonwool se embarcó en la aventura de organizar el primer Grannies Bookcrossing en España. ¿Y en que consiste esta locura impronunciable? Pues es liberar libros forrados con una funda de ganchillo hecha de cuadritos de lana, como los de las mantas de abuela.



He tenido el gusto de participar ya dos veces, y este año será la tercera, ya que el pasado fue imposible con tanto jaleo familiar. Así que ya tengo al menos unos de los libros que voy a  liberar. Será un ejemplar de Andarás perdido por el mundo, de Óscar Esquivias, editado por Ediciones del Viento. Es un libro de relatos cortos sobre personajes un poco desorientados en el mundo, fácil de leer y muy muy lleno de verdad y de humor real. He disfrutado mucho leyéndolo, por eso quiero que alguien más lo disfrute.

La intención es compartir lecturas, regalar un libro que no quieres, uno que ya has leído, o comprara un libro nuevo para liberarlo. Yo este año, además quiero liberar libros en el parque infantil del barrio, ya que tenemos muchos en casa, y me consta que no todas las familias del barrio tienen esa suerte. La lectura infantil es una prioridad en nuestra familia, y me parece importante que mis hijos participen de una liberación de libros con sus propias aportaciones.



Así que ya tengo trabajo haciendo cuadritos para este año. Voy a usar restos de lana y ovillos olvidados, que es una buena manera de darles salida. Si alguien está interesado en participar o en saber mas sobre este movimiento (no es necesario tejer para liberar, no os asustéis), podéis aprender más en el enlace oficial de Bookcrossign España y en Grannies Bookcrossing

Vuelta a hacer revistas

Después de mi año sabático haciendo pan, poniendo tiritas, estudiando métodos de educación alternativa, neurología y edición, y tejiendo mucho, este mes he vuelto a trabajar fuera de casa.  Con el estudio abierto hace ya meses y preparando proyectos para varios clientes (os iré enseñando cosas conforma e me dejen, que es lo que tiene los proyectos, que hasta que no se lanzan no puedes contar, ni enseñar nada), hace unas semanas me propusieron hacerme cargo de la dirección de arte de la revista Cambio16.



Con ya unos cuantos números de la revista Mama de Madresfera en el aire, volver a hacer una revista de quiosco, de papel y mensual no estaba en mis planes, pero un proyecto así es un caramelo muy rico. Con 45 años de historia del periodismo a sus espaldas, hacerme cargo del arte de la nueva era de la revista es un honor y una gran responsabilidad.

No voy a negar que el miedo escénico apareció en varias ocasiones, y la falta de sueño también, pero con mi primer numero en la mano, todo se pasa (como los dolores de parto cuando sostienes a tu retoño en brazos, o peor, cuando decides tener el segundo hijo porque ya se te ha olvidado como era el primer año de un bebé... jajajajajaja)



Se me ha colado un perro en la M del titular




¿somos como ratones que dan vueltas en la rueda?

Así que he tenido la suerte de conocer a un equipo nuevo, grandes profesionales, que me han ayudado a entrar en el quiosco otra vez. Me esperan grandes retos, pero eso será en el próximo mes. Por ahora os dejo con mis paginas favoritas de este mi primer número. Están llenas de fallos, pero también de detalles gráficos que hacen que las ganas de diseñar no se me pasen nunca.

Ya se que no os suelo hablar de mi trabajo en el blog, pero estoy en modo simplificar mi vida, y escribir tres blogs, tener mi propia web profesional y vivir ya empezaba a ser demasiado. Así que tanto el blog de Diseño como el de Lana Connection se van a ver absorbidos por este que estas leyendo. Así que espero poder contaros mis aventuras diseñiles por aquí, de vez en cuando.

¡Feliz semana a todos y todas!

2 comentarios:

dibujosdenube... dijo...

No suelo comentar aunque si soy lectora habitual de este rincón. Solo quería felicitarte. Buscaré la revista, tiene una pinta estupenda.

Abrazos!
/^)

Clara Montagut dijo...

Gracias Dibujos de Nube, tus comentarios, y tus visitas, son un placer. Muak