domingo, 10 de julio de 2016

Collares de verano, receta con brevas, libros y patrones para las vacaciones y una peli de mujeres



Después de un largo parón en el blog provocado por el exceso de trabajo en la vida de carne y hueso, alguna que otra visita a urgencias y unas cuantas horas de insomnio, vuelvo con un magazine lleno de manualidades relacionadas con el mar, una receta fría y sencilla, mis patrones favoritos para tejer este verano, muuuuuchos libros y una película para pensar.

Así que se puede decir que escribo de higos a brevas... refrán que me viene al pelo para contaros la curiosidad gastronómica del mes.

¿Sabíais que la higuera es uno de los pocos arboles que da dos tipos de fruto distinto al año? A finales de junio da las brevas, un fruto grande y en forma de gota, muy carnosa y jugosa. No son tan dulces como los higos (los hermanos pequeños de las brevas que salen en agosto-septiembre) pero su sabor es tan delicado que han sido delicias desde la antigüedad.

Y precisamente de brevas va la receta de esta semana. ¿Estáis listos para la lectura? Poneos cómodos y bienvenidos...